Menú

Broker de CFD

Admirals  XTB

Red Social

darwinex  ZuluTrade

Criptomonedas

Binance  Coinhouse

Bitpanda

Cuentas financiadas

FundedNext  FTMO

E8  The 5%ers

Fidelcrest  City Traders Imperium

El efecto de disposición en las finanzas conductuales

efecto de disposición

El efecto de disposición es un sesgo de comportamiento que se refiere a la tendencia de los traders/inversores a aferrarse a las inversiones perdedoras y a vender demasiado pronto las inversiones ganadoras.

Este comportamiento está motivado por la incomodidad emocional de sufrir una pérdida y el placer psicológico de obtener una ganancia.

Como resultado, los traders/inversore tienden a vender las inversiones ganadoras demasiado pronto y a aferrarse a las perdedoras con la esperanza de recuperar sus pérdidas.

Este comportamiento puede repercutir negativamente en el rendimiento de las operaciones y las inversiones, ya que puede provocar la pérdida de posibles ganancias y pérdidas innecesarias.

Por ejemplo, un trader/inversor que se aferra a una acción perdedora durante demasiado tiempo puede perder la oportunidad de invertir en otra inversión (o realizar otra operación) que vaya bien.

Del mismo modo, un trader/inversor que vende demasiado pronto una acción ganadora puede perderse posibles ganancias futuras.

Para superar este sesgo, los participantes en el mercado pueden intentar adoptar un enfoque más sistemático de las decisiones de inversión.

Esto puede incluir el establecimiento de objetivos de inversión específicos, la creación de una cartera diversificada y el uso de estrategias de inversión sistemáticas (por ejemplo, el promediado del coste en dólares).

Mediante estas estrategias, los traders/inversores pueden intentar desvincular sus emociones de sus decisiones de inversión y centrarse en los fundamentos de las empresas en las que invierten.

Efecto de disposición frente a teoría de las perspectivas

El efecto de disposición es un fenómeno del comportamiento financiero por el que las personas tienden a mantener demasiado tiempo las inversiones perdedoras y a vender demasiado pronto las ganadoras.

Esto puede dar lugar a un peor rendimiento de la inversión a lo largo del tiempo, ya que las pérdidas no se reducen con la suficiente rapidez y las ganancias no pueden continuar.

La teoría de las perspectivas, por su parte, es una teoría de la toma de decisiones que describe cómo los individuos eligen cuando se enfrentan a resultados inciertos.

Según la teoría de las perspectivas, las personas tienden a ser más reacias al riesgo cuando se enfrentan a pérdidas potenciales que cuando se enfrentan a ganancias potenciales.

Esto significa que es más probable que la gente actúe para evitar una pérdida que para obtener una ganancia de la misma magnitud.

Tanto el efecto de disposición como la teoría de las perspectivas se basan en la idea de que las personas no siempre son racionales a la hora de tomar decisiones y que los sesgos cognitivos pueden desempeñar un papel importante en la forma en que tomamos nuestras decisiones.

El efecto de disposición puede considerarse una manifestación de la teoría de las perspectivas, ya que los inversores tienden a aferrarse a inversiones perdedoras para evitar el dolor de realizar una pérdida.

Sin embargo, esto puede dar lugar a malos resultados de inversión, ya que no reducen sus pérdidas y no permiten que se acumulen sus ganancias.

Efecto de disposición frente a aversión a las pérdidas

El efecto de disposición puede llevar a decisiones de inversión subóptimas, ya que los individuos pueden perder ganancias potenciales al vender inversiones ganadoras demasiado pronto, mientras que prolongan las pérdidas al aferrarse a inversiones perdedoras.

La aversión a las pérdidas, por su parte, se refiere a la tendencia psicológica de las personas a preferir evitar las pérdidas antes que obtener ganancias.

Este sesgo también puede conducir a decisiones de inversión subóptimas, ya que los individuos pueden aferrarse a inversiones perdedoras con la esperanza de evitar la sensación de pérdida, en lugar de reducir sus pérdidas y pasar a inversiones más prometedoras (en su caso).

También pueden tener una cartera excesivamente defensiva. Esto puede dar lugar a una menor volatilidad de la cartera, pero a menores rendimientos.

El efecto de disposición y la aversión a las pérdidas pueden dar lugar a malas decisiones de trading o inversión y pueden ser difíciles de superar.

Sin embargo, siendo conscientes de estos sesgos y aplicando estrategias para contrarrestarlos, como establecer umbrales de pérdidas, utilizar opciones para una cobertura prudente o emplear una estrategia de inversión predeterminada, los inversores pueden trabajar para mitigar los efectos negativos de estos sesgos.

Efecto de disposición e impulso

El efecto de disposición es un fenómeno de las finanzas conductuales por el que los inversores tienden a aferrarse a las inversiones perdedoras durante demasiado tiempo y a vender las inversiones ganadoras demasiado pronto.

Esto se debe a que la gente tiende a sentir más el dolor de las pérdidas que el placer de las ganancias, y puede aferrarse a inversiones perdedoras con la esperanza de que acaben recuperándose.

Por otra parte, el impulso es la tendencia de los valores que han obtenido buenos resultados en el pasado reciente a seguir haciéndolo en el futuro.

Este fenómeno se basa en la idea de que los operadores tienden a seguir las tendencias e invertir en valores que ya han registrado ganancias, en lugar de tratar de identificar valores infravalorados.

Ambos efectos pueden repercutir negativamente en los rendimientos de un inversor, ya que puede perder ganancias potenciales por vender inversiones ganadoras demasiado pronto o por aferrarse a inversiones perdedoras durante demasiado tiempo.

Por lo tanto, es importante que los inversores sean conscientes de estos sesgos e intenten contrarrestarlos teniendo una estrategia de inversión bien definida y ciñéndose a ella.

Efecto de disposición inversa

El efecto de disposición inversa es un fenómeno por el que los traders/inversores tienden a mantener las inversiones perdedoras más tiempo del que deberían, en lugar de venderlas y recortar sus pérdidas (si las hay).

El efecto de disposición inversa puede deberse a varios factores, entre ellos:

  • Falta de confianza en la propia capacidad para tomar buenas decisiones de negociación/inversión.
  • La idea de que tener pérdidas es malo y que es mejor conservar o comprar/acumular activos que han bajado de precio.
  • La creencia de que la inversión perdedora acabará recuperándose y generando beneficios, o
  • Sentimiento de apego a la inversión

Este comportamiento puede ser perjudicial para la cartera de un trader o inversor, ya que puede hacer que se pierdan oportunidades de invertir en inversiones más prometedoras y que el rendimiento de la cartera sea inferior al esperado.

Es importante que los inversores sean conscientes del efecto de disposición inversa y desarrollen estrategias para superarlo.

Además, a menudo se argumenta que sesgos cognitivos como la "falacia del coste hundido" y la "aversión a la pérdida" pueden estar en el origen del efecto de disposición inversa.

Los inversores tienden a aferrarse a inversiones perdedoras porque piensan que ya han invertido mucho y que sería un desperdicio si no recuperaran su dinero. También tienden a evitar cualquier acción que pueda resultar en una pérdida, ya que esto puede crear dolor emocional.

Sesgo de trading: efecto de disposición

Preguntas frecuentes

¿Qué causa el efecto de disposición?

El efecto de disposición está causado por una combinación de sesgos cognitivos y factores emocionales.

Tiene su origen en varios sesgos cognitivos, como la falacia del coste hundido y la aversión a la pérdida.

La falacia del coste hundido es la tendencia de las personas a seguir invirtiendo en una propuesta perdedora porque ya han invertido en ella una cantidad significativa de recursos y no quieren admitir que fue una mala decisión.

La aversión a las pérdidas es la tendencia de las personas a preferir evitar las pérdidas a obtener ganancias.

Otro factor que contribuye al efecto de disposición es el apego emocional que los inversores pueden tener a sus inversiones.

A la gente le cuesta desprenderse de las inversiones a las que está sentimentalmente unida, aunque esté claro que las cosas han cambiado.

El efecto de disposición también puede verse influido por el encuadre de la información y la forma en que se presentan las decisiones.

Por ejemplo, cuando a las personas se les presenta la posibilidad de elegir entre una ganancia determinada y una ganancia potencial, tienden a elegir la ganancia determinada, aunque la ganancia potencial sea mayor.

Por ejemplo, digamos que una persona puede llevarse una ganancia garantizada de 10 $. O puede elegir una probabilidad de ganar del 50%. El valor esperado de esta última es de 25 $ (50 $ * 0,5), es decir, 15 $ más que la primera opción.

Además, los inversores también pueden verse influidos por factores sociales y psicológicos como la comparación social, el comportamiento gregario y el sesgo del statu quo.

La comparación social se refiere a la tendencia a evaluar el propio rendimiento en relación con el de los demás.

El comportamiento gregario se refiere a la tendencia de los inversores a seguir las acciones de los demás, en lugar de tomar decisiones independientes.

El sesgo del statu quo se refiere a la tendencia a mantener la situación actual.

¿Por qué es importante el efecto de disposición?

El efecto de disposición es un concepto importante de las finanzas conductuales, ya que describe un sesgo común entre los inversores, según el cual es más probable que vendan las inversiones que han aumentado de valor y conserven las que han disminuido.

Esta tendencia puede llevar a tomar malas decisiones de inversión y repercutir negativamente en la rentabilidad del inversor a lo largo del tiempo.

Aunque el principio de "comprar barato, vender caro" es la base del funcionamiento del comercio y la inversión, el precio de salida no es lo que importa en última instancia en la valoración de las inversiones.

Comprender el efecto de disposición puede ayudar a los inversores a identificar y superar este sesgo en su propia toma de decisiones.

¿Por qué es un error el efecto de disposición?

El efecto de disposición se considera un error porque puede llevar a decisiones de inversión subóptimas.

Al aferrarse a inversiones perdedoras simplemente porque están por debajo del precio al que las compraron, los operadores/inversores pueden perder oportunidades de invertir en oportunidades más prometedoras.

Del mismo modo, el efecto de disposición puede hacer que los inversores pierdan la oportunidad de participar en el crecimiento futuro.

En resumen, el efecto de disposición puede hacer que los inversores tomen decisiones basadas en la emoción y no en los datos, lo que puede repercutir negativamente en sus resultados generales y su bienestar financiero.

Comprender y evitar el efecto de disposición puede ayudar a los inversores a tomar decisiones más objetivas que pueden conducir a mejores resultados de negociación/inversión.

Conclusión - El efecto de disposición

El efecto de disposición es un fenómeno de comportamiento financiero por el que los inversores tienden a mantener las inversiones perdedoras durante demasiado tiempo y a vender las ganadoras con demasiada rapidez.

Se cree que el efecto de disposición se debe a una combinación de factores psicológicos, como el miedo a sufrir pérdidas y la tendencia a querer bloquear las ganancias.

Además, este efecto puede verse exacerbado por sesgos cognitivos como la falacia del coste hundido y el sesgo de confirmación (buscar información para confirmar lo que uno ya cree).

El efecto de disposición puede dar lugar a un peor rendimiento de la inversión. Es un fenómeno relativamente común en el que mucha gente cree, pero que no siempre reconoce.

En general, se considera un sesgo de comportamiento que pueden encontrar los inversores y que puede afectar a su toma de decisiones de inversión.

Trading en una cuenta de demostración gratuita

MT4     MT5   cTrader

El trading CFD se basa en la especulación e implica un riesgo significativo de pérdida, por lo que no es adecuado para todos los inversores (del 74 al 89% de las cuentas de inversores privados pierden dinero).

Resumen - Teoría de las finanzas conductuales