Menú

Broker de CFD

AvaTrade  XTB

Admirals

Red Social

darwinex  ZuluTrade

Criptomonedas

Binance  Coinhouse

Bitpanda

Cuentas financiadas

FundedNext  FTMO

E8  The 5%ers

City Traders Imperium  

El efecto dotación (aversión a la desposesión): impacto en los inversores

efecto dotación

El efecto dotación es un sesgo cognitivo por el que una persona tiende a dar más valor a lo que ya tiene que a lo que no tiene.

Este sesgo se identificó por primera vez en un estudio de Kahneman, Knetsch y Thaler (1990) titulado Experimental Tests of the Endowment Effect and the Coase Theorem.

Según este estudio, las personas valoran más los artículos que ya poseen que los artículos similares que están a la venta.

Este efecto se observa a menudo cuando las personas son reacias a desprenderse de un artículo que ya poseen, aunque su valor percibido sea escaso o nulo.

El efecto dotación tiene implicaciones para la toma de decisiones, ya que los individuos tienden a ser más reacios al riesgo cuando se trata de desprenderse de un objeto que consideran suyo.

Estudios posteriores han demostrado que el efecto de dotación puede verse moderado por factores como la familiaridad de un objeto y su relevancia en la vida de una persona.

Comprender la influencia del efecto dotación es importante para los economistas y las empresas, ya que puede ayudar a explicar el comportamiento de los consumidores y orientar la toma de decisiones.

El efecto de dotación puede utilizarse para desarrollar mejores estrategias de marketing, proporcionar información sobre el valor percibido de los productos y ayudar en las decisiones de fijación de precios. En el caso de los operadores, puede ayudar a reconocer los sesgos en cuanto a lo que mantienen en relación con otras alternativas.

Además, al ser conscientes del efecto dotación, las empresas pueden diseñar mejores programas de fidelización de clientes o aumentar la satisfacción de éstos con su actual oferta de productos.

El efecto dotación: puntos clave que conviene recordar

  • El efecto dotación puede hacer que las personas sobrevaloren las cosas que ya poseen, en comparación con las cosas equivalentes que podrían tener en su lugar.
  • Este comportamiento irracional puede provocar pérdidas en inversiones financieras y otras oportunidades, ya que la gente es reacia a desprenderse de lo que ya posee.
  • Para contrarrestar los efectos del efecto dotación, es importante mantener la objetividad a la hora de evaluar el valor de una posesión u oportunidad de inversión.
  • El apego emocional puede ser un factor influyente en las decisiones de propiedad y desecho. Por tanto, es importante que los inversores y los responsables políticos sean conscientes de esta dinámica a la hora de tomar decisiones sobre sus inversiones u otros recursos.
  • El efecto dotación está estrechamente relacionado con la teoría de las perspectivas, que afirma que las personas tienden a sufrir mayores pérdidas cuando se desprenden de un activo que cuando disfrutan de la perspectiva de ganar algo nuevo. Es similar a la aversión al riesgo.

El efecto dotación en relación con comerciantes e inversores

Los participantes en los mercados financieros se habrán dado cuenta de que tienden a querer mantener sus posiciones de cartera, aunque ya no se ajusten necesariamente a sus objetivos y tolerancia al riesgo.

De hecho, el efecto dotación puede apoderarse de los traders e inversores, ya que pueden valorar más las posiciones existentes que las nuevas oportunidades que puedan ser mejores para ellos.

Para mitigar los efectos de este sesgo, los operadores e inversores deberían reevaluar sus posiciones actuales frente a otras oportunidades para determinar si siguen siendo la mejor línea de actuación.

También deben considerar estrategias de gestión de riesgos, como la diversificación de clases de activos, para protegerse de posibles pérdidas debidas al efecto dotación.

En general, comprender y reconocer el efecto dotación puede ayudar a los inversores a tomar decisiones acertadas a la hora de invertir en los mercados financieros.

Con una concienciación adecuada, uno puede reconocer y superar este sesgo cognitivo y tomar decisiones de inversión bien informadas.

El efecto dotación en caso de donación de activos

El efecto dotación también es común entre los individuos que reciben acciones como herencia (por ejemplo, de familiares fallecidos).

Incluso si las acciones o los activos no se ajustan a los objetivos financieros, la tolerancia al riesgo o los objetivos de diversificación de la cartera del interesado. El beneficiario puede ser reacio a desprenderse de ellos debido al efecto dotación.

Para sacar el máximo partido del bien donado, es importante que el receptor evalúe sus necesidades y objetivos financieros para determinar si tiene más sentido quedarse con el regalo o venderlo.

En algunos casos, puede ser ventajoso conservar el activo, por ejemplo, cuando una persona desea transmitir una herencia familiar (por ejemplo, acciones de una determinada empresa) de una generación a otra.

En otras situaciones, aceptar y luego vender un activo heredado puede, en algunos casos, ser más beneficioso para diversificar una cartera y alcanzar objetivos financieros a largo plazo.

En general, reconocer y comprender el efecto dotación puede ayudar a los participantes en los mercados financieros, así como a quienes heredan determinados activos, a sacar el máximo partido de sus inversiones.

El efecto dotación y cómo superarlo

Aunque el efecto dotación puede influir significativamente en la toma de decisiones, se pueden tomar medidas para mitigar sus efectos.

Para empezar, es importante identificar los sesgos cognitivos que pueden estar actuando en una situación determinada.

Reconocer cuándo estos prejuicios pueden estar influyendo en las propias decisiones facilita una reflexión más objetiva sobre un tema y una evaluación más imparcial de las posibles opciones.

También es útil considerar el coste de oportunidad de conservar algo en lugar de venderlo o tomar una medida diferente.

Al sopesar los costes de las distintas opciones, los individuos pueden tomar decisiones más informadas y evitar posibles pérdidas debidas al efecto dotación.

Por último, es importante tener en cuenta los objetivos a largo plazo a la hora de tomar una decisión sobre inversiones o activos.

Adoptando un enfoque estratégico en la toma de decisiones, los particulares pueden evitar verse influidos por el efecto dotación y asegurarse de que sus decisiones son coherentes con sus objetivos financieros.

¿Tiene alguna vez sentido racional el efecto dotación?

La venta de un activo suele tener implicaciones fiscales y costes de transacción. Por tanto, puede ser racional conservar un activo aunque no cumpla los objetivos financieros propios.

Por ejemplo, si el coste de vender un activo concreto es mayor que las posibles ganancias de esa venta, puede ser más beneficioso mantenerlo en cartera.

Es más probable que el efecto dotación opere cuando no hay costes significativos asociados a la venta o tenencia de un activo.

En este caso, los particulares deben tener en cuenta su tolerancia al riesgo y sus objetivos a largo plazo a la hora de tomar decisiones de inversión.

FAQ - Efecto dotación

¿Cómo se relaciona el efecto dotación con la aversión a las pérdidas?

El efecto dotación está estrechamente relacionado con la aversión a las pérdidas, que sugiere que las pérdidas son más importantes que una ganancia equivalente.

Dado que el efecto de dotación sugiere que las personas son reacias a desprenderse de los objetos que ya poseen, incluso si esos objetos valen lo mismo o menos que una alternativa potencial, se deduce que este comportamiento está motivado por el miedo a la pérdida.

La aversión a las pérdidas es una poderosa motivación para que las personas eviten negociar sus activos actuales y puede dar lugar a comportamientos irracionales asociados al efecto de dotación.

¿Puede evitarse el efecto dotación?

Aunque el efecto dotación puede llevar a decisiones subóptimas, su influencia puede evitarse en determinadas condiciones.

Cuando se dispone de información suficiente para tomar una decisión con conocimiento de causa y las personas no están vinculadas emocionalmente a un artículo, pueden tomar una decisión racional que no esté influida por el efecto dotación.

Del mismo modo, cuando se consideran dos artículos similares y uno es más atractivo que el otro en algún aspecto, como el coste o la estética, resulta más fácil abandonar cualquier apego y elegir la opción objetivamente mejor.

¿Cómo pueden aprovechar las empresas el efecto dotación?

Las empresas pueden utilizar el efecto dotación como herramienta de marketing y fidelización de clientes.

Por ejemplo, si a los clientes se les ofrecen descuentos exclusivos o recompensas por productos que ya poseen, pueden mostrarse más reacios a cambiar de marca debido al apego que sienten por su producto actual.

Del mismo modo, las empresas pueden utilizar el efecto de dotación para crear un sentimiento de propiedad y fomentar la fidelidad del cliente ofreciendo opciones de personalización de productos o servicios personalizados.

Esta estrategia puede animar a los clientes a permanecer fieles a la marca, incluso cuando se les ofrezcan mejores ofertas o alternativas más atractivas.

¿Cuál es un ejemplo del efecto dotación?

Un ejemplo del efecto dotación puede verse en una situación en la que a una persona se le ofrece un nuevo ordenador portátil a un precio más bajo que el actual, pero no quiere cambiar porque está vinculada emocionalmente a su ordenador actual.

Es posible que la persona no quiera desprenderse de él porque lo ve como una prolongación de sí misma, aunque sería beneficioso desde el punto de vista económico.

Este es un ejemplo de cómo las personas pueden apegarse emocionalmente a los objetos que poseen, lo que puede conducir a la toma de decisiones irracionales asociadas con el efecto de dotación.

¿Puede ser beneficioso el efecto dotación?

Sí, en algunas circunstancias el efecto dotación puede ser beneficioso.

Por ejemplo, cuando a una persona se le ofrece una recompensa por poseer algo de valor sentimental para ella, como una reliquia familiar o un regalo sentimental de un ser querido, puede ser beneficioso conservar lo que se tiene si no hay otra alternativa mejor.

Además, hay que tener en cuenta los costes de transacción y los hechos potencialmente imponibles asociados al cambio de inversión.

¿Cuáles son los ejemplos concretos del efecto dotación en términos de inversiones?

Ejemplos concretos del efecto de dotación de la inversión son los inversores que no quieren vender una acción que compraron a un precio superior a su valor de mercado actual, o los inversores que se niegan a trasladar su cartera actual a otra que ofrezca mejores rendimientos.

El miedo a la pérdida y la falta de confianza en las ganancias futuras pueden llevar a estos inversores a aferrarse a sus inversiones actuales, aunque a largo plazo les resulten más beneficiosas desde el punto de vista financiero.

Otro ejemplo podría ser el de un inversor reacio a diversificar su cartera debido a un apego emocional a determinadas acciones que han tenido buenos resultados y que tienen un valor sentimental para él.

Quienes han heredado acciones también pueden tender a conservarlas, aunque no sea la mejor opción para ellos en comparación con otras inversiones.

Estos ejemplos concretos muestran cómo el efecto dotación puede llevar a decisiones de inversión irracionales.

En estos casos, puede ser beneficioso para los inversores dar un paso atrás y evaluar objetivamente sus opciones.

El primer paso es reconocer el sesgo cuando existe.

Esto le permite a uno tomar decisiones más informadas sobre sus inversiones y reducir potencialmente el riesgo o aumentar los beneficios a largo plazo.

Conclusión - Efecto dotación

Al ser conscientes de este sesgo cognitivo, las empresas pueden comprender mejor el comportamiento de los consumidores y utilizarlo en su beneficio.

Además, comprender la repercusión del efecto dotación en la percepción del valor por parte de los ciudadanos puede ayudarles a tomar decisiones más informadas a la hora de adquirir bienes o servicios.

Para los traders y los inversores, el efecto dotación puede manifestarse en una tendencia a aferrarse a las inversiones o posiciones de cartera existentes en lugar de evaluar objetivamente si siguen siendo adecuadas.

En general, el efecto dotación ilustra cómo las emociones pueden influir en nuestras decisiones y subraya la importancia de tomar decisiones racionales a la hora de evaluar inversiones o compras.

La conciencia de este fenómeno permite a las personas ser conscientes de sus propios prejuicios, lo que puede conducir a mejores resultados.

Trading en una cuenta de demostración gratuita

MT4     MT5   cTrader

El trading CFD se basa en la especulación e implica un riesgo significativo de pérdida, por lo que no es adecuado para todos los inversores (del 74 al 89% de las cuentas de inversores privados pierden dinero).

Resumen - Teoría de las finanzas conductuales