Menú

El índice Standard & Poor's 500 (S&P 500) de la bolsa estadounidense

S&P 500

El S&P 500, o para darle su título completo, el Standard & Poor's 500, es uno de los índices bursátiles estadounidenses. Se basa en la capitalización bursátil de 500 grandes empresas cuyas acciones ordinarias cotizan en el NASDAQ o la NYSE.

Los componentes del S&P 500 y las ponderaciones que se les asignan vienen determinados por los índices Dow Jones S&P. El S&P 500 se diferencia de otros índices bursátiles estadounidenses, como el NASDAQ Composite Index o el Dow Jones Industrial Average, por su metodología de ponderación y la diversidad de sus componentes.

El S&P 500 se considera una de las principales representaciones del mercado bursátil estadounidense y, por tanto, es uno de los índices bursátiles más seguidos por los traders, posicionándose como un barómetro de la salud de la economía estadounidense.

El S&P 500 fue creado por S&P Dow Jones Indices, que es una empresa conjunta de propiedad mayoritaria de S&P Global. Además de mantener el S&P 500, S&P Dow Jones Indices publica otros numerosos índices, como el S&P MidCap 400, el Dow Jones Industrial Average, el S&P Composite 1500 y el S&P SmallCap 600.

Tradicionalmente, el índice está ponderado por la capitalización: las acciones con una mayor capitalización de mercado tendrán un mayor impacto en el valor del índice que las empresas con una menor capitalización de mercado. Sin embargo, hoy el índice está ponderado por el free float. Esto significa que Standard & Poor's calcula la capitalización bursátil de cada empresa en relación con el índice utilizando únicamente el número de acciones que la empresa puede cotizar, es decir, su free float. Esta transición se hizo en dos etapas, la primera en marzo de 2005 y la segunda en septiembre de 2005.

La historia del S&P 500

El S&P 500 se conocía originalmente como índice compuesto cuando se introdujo su primer índice bursátil en 1923. Al principio sólo seguía unos pocos valores diferentes; sin embargo, en 1926, sólo 3 años después, el índice se amplió a 90 valores, antes de alcanzar su total actual de 500 en 1957.

En 1860, Henry Varnum Poor fundó una empresa llamada Standard & Poor's, que proporcionaba análisis e información financiera. En 1941, su empresa original, Poor's Publishing, se fusionó con otra empresa, Standard Statistics (originalmente llamada Standard Statistics Bureau cuando se fundó en 1906), y fue entonces cuando nació el nombre de Standard and Poor's Corporation. El S&P 500 se creó en su forma actual en 1957.

Hoy, sin embargo, el índice puede calcularse y difundirse en tiempo real. Como incluye tanto valores como valores de crecimiento, el S&P 500 se considera generalmente una buena medida del nivel general de los precios de las acciones. En 1962, Standard & Poor's firmó un acuerdo con Ultronic Systems Corp. que otorgaba a Ultronics el control del cálculo de una serie de índices, como el S&P 500 Stock Composite Index, el 50 Stock Utility Index, el 425 Stock Industrial Index, el 25 Stock Rail Index y el cálculo y la difusión de los 94 subíndices del S&P.

Criterios de selección del índice S&P 500

Todos los componentes del S&P 500 son seleccionados por un comité del mismo modo que el Dow Jones Industrial Average. Sin embargo, es diferente de otros índices como el Russell 1000, que tienen criterios de selección basados en reglas. Cuando el comité considera si una nueva empresa puede añadirse al índice, debe cumplir ocho criterios diferentes, a saber:

  • Capitalización bursátil
  • Liquidez
  • Flotación libre
  • Domicilio
  • Clasificación sectorial
  • Duración de la negociación pública
  • Viabilidad financiera
  • Cotización en bolsa

Las empresas seleccionadas para su inclusión en el S&P 500 son representativas de los distintos sectores que contribuyen a la economía estadounidense. Las empresas deben cumplir ciertos requisitos de liquidez, como los siguientes:

  • La capitalización bursátil debe ser igual o superior a 5.300 millones de dólares.
  • El valor anual en dólares negociado en relación con la capitalización bursátil ajustada al free float debe ser superior a 1,0.
  • La empresa debe tener un volumen de negociación mensual mínimo de 250.000 acciones durante cada uno de los 6 meses anteriores a la fecha de valoración.

Los valores también deben cotizar en el NASDAQ (incluidos el NASDAQ Capital Market, el NASDAQ Select Market o el NASDAQ Global Select Market) o en el NYSE (incluidos el NYSE MKT o el NYSE Arca). Algunos valores pueden no estar incluidos en el Índice, entre ellos los siguientes:

  • Sociedades limitadas
  • Sociedades colectivas limitadas
  • Emisiones en el tablón de anuncios de la OTC
  • Fondos cerrados
  • Nota negociada en bolsa (ETN)
  • Fondos cotizados (ETF)
  • Fideicomisos de derechos
  • Acciones preferentes
  • Seguimiento de las existencias
  • Fondos de inversión
  • Bonos convertibles
  • Fondos de inversión
  • ADS (American Depository Receipt)
  • ADRs (American Depository Shares)
  • Garantías de acciones

El índice incluye no sólo las empresas estadounidenses, sino también las que nunca se constituyeron en Estados Unidos, y las que en su día se constituyeron en Estados Unidos pero ahora se han reconstituido fuera del país.

Mantenimiento del índice

Para que el índice S&P 500 se mantenga consistente durante un periodo de tiempo más largo, se realizan ajustes para cualquier acción corporativa que pueda afectar a la capitalización del mercado. Esto incluye eventos como dividendos, emisiones de acciones o cualquier evento de reestructuración como una escisión o fusión.

Para seguir siendo representativos del mercado bursátil estadounidense, los valores que componen el S&P 500 se modifican periódicamente, eliminando algunos elementos y añadiendo otros. Todas las acciones que afectan al valor del índice se ajustan utilizando un divisor para garantizar que el cambio no se produce únicamente debido a las acciones financieras de las empresas. El ajuste del divisor tiene lugar después del cierre del día y una vez calculado el valor de cierre del índice S&P 500. Las diferentes acciones que requieren un ajuste del divisor son las siguientes:

  • Compartir problemas
  • Reembolsos de acciones
  • Dividendos especiales en efectivo
  • Cambios en la empresa
  • Ofertas de derechos
  • Fusión
  • Fusión

Índice S&P 500 - 90 años de historia

S&P 500 - 90 años de historia

En los últimos años, hemos visto aumentar los ingresos medios por año. A ello parecen contribuir muchos factores, como las mayores valoraciones bursátiles y el recurso más frecuente a los bajos tipos de interés y al efectivo. En algunos años, los rendimientos son muy superiores a la media. En 2019, el S&P 500 subió un 28,8% en el año. Estas ganancias se esfumaron bruscamente en muy poco tiempo, debido al brote de coronavirus, que provocó grandes cambios en las valoraciones de las acciones.

Una de las formas más sencillas de intentar invertir directamente en el S&P 500, o de entender el rendimiento de su inversión en relación con su índice de referencia, es utilizar un fondo que intente seguirlo. Probablemente el más popular es el SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY). En los últimos 10 años, este ETF ha generado una rentabilidad media del 10,43%. Para un inversor principalmente nacional, a menudo vale la pena comparar el rendimiento de la propia cartera con este fondo, y considerar si sería mejor simplemente poseerlo.

Los inversores pasivos buscan sobre todo seguir índices como el S&P 500, pues consideran que cada vez es más difícil superar al mercado. Los inversores activos, al igual que muchos fondos de cobertura, buscan superar a los índices como el S&P 500.

Operar con el S&P 500 con fondos cotizados (ETF)

Los ETFs son una forma fácil de obtener exposición a una serie de inversiones sin tener que comprar cada una de ellas individualmente. Pueden seguir un índice bursátil, como el S&P 500, una clase de activos, como los bonos del Estado, un segmento de mercado, como los bonos con vencimiento inferior a cinco años, una región o un sector. Los ETF se denominan inversiones "pasivas", o fondos pasivos, en el sentido de que intentan seguir el rendimiento de un índice bursátil o conjunto de inversiones, a diferencia de los fondos "activos" que intentan batir el índice.

Los ETFs también se conocen como inversiones/fondos "abiertos" en lugar de "cerrados". Esto significa que cuando se invierte dinero en el fondo, se crean nuevas acciones (participaciones). Cuando se retira el dinero, las participaciones se amortizan.

El agente de bolsa DEGIRO ofrece acceso al trading de ETFs, aquí hay 3 ETFs populares para invertir en el índice S&P 500:

  • ETF iShares Core S&P 500
  • Vanguard S&P 500 ETF
  • SPDR S&P 500 ETF Trust

Cómo operar con CFDs sobre el S&P 500

El trading con CFDs le permite especular sobre la subida del índice, pero también sobre la bajada con una venta en corto. El apalancamiento de un contrato por diferencia sobre el S&P 500 es de 1:20, lo que significa que necesita bloquear un margen de sólo el 5% de la inversión. Por ejemplo, puede invertir 1000 euros en el índice con una apuesta (margen) de 50 euros.

El apalancamiento aumenta el riesgo de perder su inversión rápidamente, por lo que debería empezar con una cuenta de demostración gratuita para entender los riesgos y cómo funcionan los CFD.

Aquí hay una lista de brokers de CFDs para operar con S&P 500:

Los valores de esta tabla son indicativos y pueden haber cambiado desde que se escribió este artículo. Sólo la información proporcionada en los sitios web de los brokers se actualiza regularmente.

Brokers CFDs sobre índicesApalancamiento Spread DAX40Spread Dow Jones
XTB 36 1:20~ 1 pips ~ 2 pips
Admiral 27 1:20 ~ 0.8 pips ~ 2 pips
Las operaciones con CFDs implican un riesgo importante de pérdida, por lo que no son adecuadas para todos los inversores (entre el 74 y el 89% de las cuentas de los inversores minoristas pierden dinero operando con CFDs).