Menú

Broker de CFD

AvaTrade  XTB

Admirals

Red Social

darwinex  ZuluTrade

Criptomonedas

Binance  Coinhouse

Bitpanda

Cuentas financiadas

FundedNext  FTMO

E8  The 5%ers

City Traders Imperium  

11 grandes errores que cometen los traders [y cómo evitarlos]

errores que cometen los traders

El trading consiste en cometer errores y aprender de ellos para mejorar. Lamentablemente, estos errores pueden resultar muy costosos.

Por ello, el trading puede ser arriesgado. Pero las cosas arriesgadas no lo son intrínsecamente si se entienden y se controlan.

Por ejemplo, pilotar un avión es muy arriesgado si no se sabe lo que se hace. Sin embargo, es algo muy seguro si se está capacitado para hacerlo.

El trading también puede ser una actividad muy segura si su plan es económicamente sólido. Pero puede ser extremadamente arriesgado si se hace de forma desordenada y descuidada.

Sin embargo, si conoce los errores más comunes que cometen los traders, puede trabajar para evitarlos.

A continuación hemos enumerado los 11 errores más comunes que cometen los traders y cómo asegurarse de que no afecten a sus resultados de trading.

#1 Venta de pánico

La venta por pánico es uno de los errores más comunes.

Te hace sentir mejor salir de las transacciones que han salido mal. Pero no siempre es la mejor decisión.

Qué hacer en su lugar

Una gran cartera, diversificada y equilibrada, le ayudará a ganar dinero y a equilibrar los altibajos a lo largo del tiempo. Reducirá la probabilidad de que se produzcan bajadas, reducirá el riesgo residual y acortará las bajadas.

Una de las cosas en las que más se puede confiar a largo plazo es que los activos financieros se comportarán mejor que el efectivo. Esto no siempre es cierto en el caso de los bonos, dada la evolución de los rendimientos en términos nominales y reales (ajustados a la inflación), pero si se tiene una mezcla diversificada de acciones (por ejemplo, acciones individuales, índices bursátiles) y otros activos de diferentes países, es probable que obtengan beneficios con el tiempo suficiente.

#2 Manténgase líquido

El efectivo se considera una clase de inversión segura porque su valor no cambia mucho.

Pero después de ajustar la inflación y los impuestos que se aplican a los ingresos por intereses, es la peor clase de activos que se puede tener a lo largo del tiempo.

Qué hacer en su lugar

Los traders que tienen más efectivo del que requiere su estrategia a largo plazo -porque vendieron cuando los mercados estaban a la baja o por alguna otra razón- deberían tratar de poner su dinero a trabajar.

El promediado del coste en dólares consiste en comprar cantidades fijas de activos a intervalos regulares (por ejemplo, cada mes, según el dinero que no necesite en ese momento) para entrar en el mercado.

El promediado periódico del coste en dólares reduce efectivamente la sensibilidad de su cartera a los caprichos del calendario.

Esto puede facilitar a los operadores y a los inversores más tímidos la salida del efectivo, ya que pueden evitar la preocupación de poner su dinero en el mercado, sólo para ver que lo que compraron pierde valor.

Recuerde que el factor más importante de su éxito no es el rendimiento de la inversión o de las operaciones, sino la tasa de ahorro. Si ahorras 2.000 euros al mes y obtienes una rentabilidad del 5% al año, eso sigue siendo mejor que invertir 200 euros al mes y obtener una rentabilidad del 20%.

Si lo que se busca es el potencial de ganancias de capital, la renta variable ha superado a todas las demás clases de activos a lo largo del tiempo, siendo el efectivo el que peor se ha comportado.

#3 Intentar cronometrar el mercado

Incluso para los traders e inversores profesionales, intentar cronometrar el mercado es una misión imposible.

Muchas cosas en los mercados financieros dependen de otras, por lo que nunca acertarás con el momento.

Qué hacer en su lugar

En su lugar, elabore un plan a largo plazo y cúmplalo. Esto le ayudará a mantenerse disciplinado y a no dejarse llevar por las fluctuaciones a corto plazo.

Como se mencionó en la sección anterior, el promedio de costes en dólares será más eficaz que tratar de predecir los picos y las caídas.

#4 Operar con la emoción

Cuando se negocia en base a las emociones, los traders suelen tomar malas decisiones basadas en el miedo o la codicia.

Por ejemplo, pueden vender cuando el mercado está bajando o comprar cuando está subiendo. Esto puede llevar a grandes pérdidas o ganancias que nunca se producen.

Cuando se negocia en función de las emociones, es fácil comprar cuando las cosas van bien y vender cuando van mal.

Pero esto te llevará a hacer exactamente lo contrario de lo que deberías hacer.

Qué hacer en su lugar

Si decide operar de forma táctica, estará jugando consigo mismo y con los mercados.

Se trata de ir en contra de tus instintos. Comprar es doloroso cuando los mercados han bajado mucho, pero suelen ser las mejores oportunidades para ganar.

También puede parecer doloroso vender cuando los mercados han subido mucho. Pero cuando los activos suben bruscamente -especialmente cuando esto se debe a la expansión de los múltiplos de beneficios (por ejemplo, los ratios P/E están subiendo), no los beneficios- suele significar que son inversiones más caras, no más atractivas.

Como dice el refrán, "parecen más caras cuando bajan y más baratas cuando suben".

Nuestra intuición de mercado con los activos financieros puede ser a menudo lo contrario de cómo tratamos los bienes y servicios cotidianos.

Por ejemplo, si estamos pensando en comprar un sofá y su precio sube mucho, es menos probable que lo compremos porque es más caro. Si está en oferta y el precio es barato, es más probable que lo compremos.

Pero si una acción está subiendo, a menudo pensamos que es mejor comprarla que una acción más cara. Y si baja, podemos pensar que es una inversión más arriesgada que más barata.

Por supuesto, el hecho de que una inversión o una acción sea barata, cara o esté bien valorada depende de lo que gane en relación con su precio.

Un título que cotiza a 100 euros por acción con un beneficio por acción (BPA) de 10 euros -una relación P/E de 10- puede ser más barato que cuando cotiza a 60 euros con un BPA de sólo 4 euros -un múltiplo de 15-.

#5 No tener un plan de trading

No tener un plan de trading es otro de los errores más comunes que cometen los traders.

Puede parecer un consejo genérico y tópico, pero incluso los inversores profesionales más exitosos pueden verse sorprendidos por las condiciones del mercado que les sorprenden (pandemias, guerras, desastres naturales, cambios de régimen, etc.).

Esto puede llevarles a tomar decisiones precipitadas, a operar por corazonadas y a tomar otras malas decisiones.

Hay que saber lo que se va a hacer de antemano.

No se necesita mucho tiempo para hacer un buen plan.

Qué hacer en su lugar

Un plan de trading es un conjunto de reglas que usted crea para sí mismo y que rigen su forma de operar.

Puede incluir qué activos va a negociar (acciones, divisas, materias primas, etc.), cuándo los va a negociar, cuánto va a comprar o vender y sus parámetros de gestión del riesgo.

Es importante tener un plan para no tomar decisiones improvisadas o simplemente porque no se sabe qué hacer.

La forma más fácil de minimizar los efectos de las turbulencias del mercado es tener una cartera diversificada para hacerse lo más inmune posible a lo que no se sabe ni se puede saber.

#6 Tienen un exceso de confianza, lo que les lleva a tomar malas decisiones

Creo que todos hemos sido culpables de un exceso de confianza en algo (relacionado con el trading o no).

En los mercados, es fácil equivocarse sobre el riesgo/recompensa de una operación.

Muchas personas sobrestiman su capacidad para juzgar algo con precisión o se apresuran demasiado a ofrecer opiniones o sacar conclusiones que probablemente no sean correctas.

Tendemos a sobreestimar nuestra propia racionalidad. Todos tenemos también puntos ciegos. Y no podemos apreciar lo que no vemos y cómo nos ciega nuestra particular forma de pensar.

Los mercados ya incorporan lo que se sabe

También hay que entender que los mercados son mecanismos de descuento. No se trata de si las cosas son buenas o malas, sino de si son buenas o malas en relación con lo que ya está descontado en el precio.

Todo lo que se sabe está en el precio. Muchos traders principiantes tienden a apostar por lo que oyen que es bueno o dan demasiada importancia a lo que ha funcionado bien en el pasado reciente.

Google, Amazon, Apple y Microsoft pueden ser grandes empresas. Pero lo que sabemos de ellos ya está incorporado en los precios de sus respectivas acciones.

Por lo tanto, no son intrínsecamente mejores apuestas que otras empresas del mercado, aunque parezcan muy superiores porque todas ellas valen billones de dólares de capitalización bursátil y lo han hecho extremadamente bien mirando por el retrovisor.

Sesgo de anclaje

Por ejemplo, un trader puede ver una acción a 100 euros y verla caer a 80 euros. Cree que la acción está muy descontada y que no puede bajar más.

Este es un ejemplo de sesgo de anclaje.

Estamos tan acostumbrados a ver las cosas de una manera determinada que nos resulta difícil imaginarlas de otro modo.

Si la acción ha caído hasta los 80 euros, puede ser porque las expectativas sobre su potencial de ganancias son mucho menores, por lo que la caída del precio puede estar justificada, o incluso ser insuficiente.

Al fin y al cabo, los mercados descuentan todo lo que se sabe. Por lo tanto, asumir que el mercado es "irracional" y que usted sabe más, es algo que se confirmará con los resultados de las operaciones que realice.

También es posible que las nuevas expectativas del mercado sigan siendo demasiado optimistas a pesar del nuevo precio más bajo.

Muchos valores "imprescindibles" que han sido promocionados de forma impresionante por los equipos de gestión, los medios de comunicación, sus legiones de fans, etc., se han descubierto más tarde que estaban masivamente sobrevalorados, o incluso que eran auténticos fraudes o promociones de valores que no valían gran cosa.

Este sesgo de anclaje podría implicar tener una percepción "anclada" del valor de una empresa golpeada (por el precio mucho más alto al que cotizaba anteriormente) cuando todavía puede tener mucho que perder.

Qué hacer en su lugar

Tener una cartera bien equilibrada y estratégicamente diversificada que no implique hacer muchas apuestas tácticas.

Esta es la forma más fiable de que los inversores particulares, y la mayoría de los inversores profesionales, ganen dinero con el tiempo.

#7 Hacen " trading de venganza" para compensar sus pérdidas o malas decisiones

Es un sesgo psicológico común odiar la venta de una inversión con pérdidas.

Esto puede llevarles a conservar acciones o activos aunque haya pruebas convincentes de que sería una buena idea venderlos (por ejemplo, la empresa está ganando menos dinero, ha recortado su dividendo, etc.).

Además, puede ser habitual cortar a los ganadores demasiado pronto, por miedo a que los activos caigan. En las finanzas conductuales, esto se denomina "efecto de disposición".

Qué hacer en su lugar

Cada operación es una decisión de trading.

Cuando se toma una mala decisión, es importante cortar las pérdidas lo antes posible y aprender de los errores.

No dejes que emociones como el arrepentimiento, la venganza, el enfado o la ira, etc., te impidan tomar decisiones lógicas.

Nadie tiene una bola de cristal y nadie puede predecir el futuro con un 100% de certeza.

El trading siempre implica algún riesgo. Por lo tanto, asegúrese de que cualquier operación potencial cumpla con sus parámetros predeterminados de riesgo/recompensa.

¿Si pierdes dinero? Siempre puedes recuperarlo.

Lo que ocurre ahora siempre parece más importante que en retrospectiva. Las cosas pueden cambiar mucho, incluso en poco tiempo, entre otras cosas porque aprendemos más y mejoramos con el tiempo.

Pero una forma fácil de seguir perdiendo dinero es seguir haciendo malas operaciones.

#8 Comercian demasiado

Podría pensar que más operaciones significan más oportunidades de ganar dinero.

Pero el exceso de operaciones puede conducir a una mala toma de decisiones y aumentar las posibilidades de perder dinero.

También hay costes de transacción. Las comisiones y el coste de entrada y salida de las operaciones (debido al diferencial entre la oferta y la demanda) pueden acumularse con el tiempo.

Además, tendrá que considerar las implicaciones fiscales de la actividad comercial intensiva.

En muchos países, se tienen en cuenta tanto las ganancias de capital a corto como a largo plazo. Las ganancias de capital a largo plazo se gravan a tipos más bajos, lo que es utilizado por los gobiernos para fomentar las inversiones a largo plazo.

Qué hacer en su lugar

Sólo se debe negociar cuando sea absolutamente necesario. Considere también los costes de transacción y las implicaciones fiscales.

#9 Se olvidan de rebalancear

Durante una fuerte caída de la renta variable, la asignación de los activos de una cartera a la renta variable tiende a disminuir considerablemente. Cuando algunos activos caen, otros suelen subir de valor (por ejemplo, los bonos, las materias primas), ya que cada clase de activo va bien en un entorno determinado.

Por ejemplo, las acciones van bien cuando las expectativas de crecimiento aumentan y la inflación es baja o moderada. Los bonos tienden a repuntar cuando las expectativas de crecimiento sufren un impacto negativo. Las materias primas tienden a subir cuando las previsiones de inflación superan las expectativas, y así sucesivamente.

A menudo, sorprendidos por el movimiento, los traders e inversores pueden descuidar el reequilibrio de sus carteras en renta variable -o en cualquier otra clase de activos que haya perdido valor-.

Y, como resultado, no reequilibrar puede alargar el tiempo que tarda una cartera en recuperarse de una caída del mercado.

Qué hacer en su lugar

Si reequilibra su cartera, intente mantenerla.

Si no cuida su cartera, puede ser útil revisarla periódicamente.

El reequilibrio tiende a mejorar los rendimientos ajustados al riesgo a lo largo del tiempo, siempre que no genere costes fiscales y de transacción excesivos.

Esto reduce la sensibilidad de la cartera al sesgo ambiental y elimina las consideraciones de tiempo.

#10 Utilizan demasiado apalancamiento (margen)

El apalancamiento no es algo blanco o negro: "todo apalancamiento es malo y ningún apalancamiento es bueno".

Una cartera bien diversificada con un buen apalancamiento puede ser materialmente más segura que una cartera muy concentrada sin apalancamiento.

El problema es cuando los individuos se involucran en carteras altamente concentradas y apalancadas.

Como se dice, el apalancamiento es un arma de doble filo que puede conducir a mayores ganancias, pero también a terribles pérdidas.

Incluso puede aniquilarte por completo.

Lo más básico del comercio es asegurar que el riesgo de ruina sea cero.

Añadir demasiado apalancamiento a una cartera puede convertirla en una posibilidad muy real.

Juega al ataque, pero también a la defensa

Parte del trading consiste en encontrar el equilibrio adecuado entre el ataque y la defensa.

La mayoría de los traders principiantes se centran demasiado en marcar touchdowns y descuidan casi totalmente la gestión del riesgo, por lo que inevitablemente pagan el precio.

Si juegas demasiado al ataque, te arruinas. Si juegas demasiado a la defensiva, nunca ganarás dinero.

Hay que encontrar el equilibrio adecuado. Incluso los traders profesionales experimentados pueden tener dificultades para hacerlo.

Qué hacer en su lugar

El apalancamiento es sólo una herramienta que puede ayudarle a mejorar sus rendimientos y a "girar el dial" hacia el nivel de riesgo que desee.

Por ejemplo, supongamos que tiene una cartera que se espera que obtenga una rentabilidad del 6% con una volatilidad del 15% (sin apalancamiento) y una cartera que se espera que obtenga una rentabilidad del 3% con una volatilidad del 4%.

Si se utiliza un apalancamiento de 2 veces para la cartera del 3% y no hay ningún coste de interés asociado al préstamo (por ejemplo, se utilizan futuros u otra técnica similar al apalancamiento, como las estrategias de opciones), se podría tener una cartera que debería rendir un 6% con una volatilidad del 8%.

Es la misma rentabilidad con la mitad de volatilidad que la cartera con una rentabilidad del 6% y una volatilidad del 15%.

Así que, desde este punto de vista, se trata más bien de rendimientos ajustados al riesgo, asegurando al mismo tiempo que su nivel de riesgo se mantiene dentro de parámetros aceptables.

Asegúrese de que el riesgo de acabar con usted es insignificante. Puede hacerlo eligiendo mantener las opciones, pagando una pequeña cantidad para eliminar completamente el riesgo en el extremo izquierdo.

#11 Son de gama corta

Estar "corto de gamma" significa simplemente ser un vendedor neto de opciones.

Ser gamma corto en sí mismo no es malo. Pero puede ser muy arriesgado y exponerte a un potencial de pérdidas ilimitado.

Una estrategia de gamma corta suele tener este aspecto en términos de un diagrama de pago de opciones:

gama corta

Tienen una fina capa de rentabilidad, pero una enorme desventaja.

Las estrategias gamma cortas suelen ser atractivas porque la probabilidad de ganar dinero suele ser muy alta.

Sin embargo, cuando pierden dinero, suelen perder mucho dinero.

Venta de opciones OTM

Un ejemplo es la venta de opciones fuera del dinero (OTM).

Por ejemplo, si usted está condicionado a ver el petróleo por debajo de los 100 dólares el barril, podría pensar: "es imposible que el petróleo suba a 120 dólares el barril en la próxima semana o mes, así que vale la pena vender calls a 120 dólares para capturar esa prima".

Excepto que... puede ir más alto. Mucho más alto.

En teoría, no existe un límite máximo para la subida de un activo. Las cosas locas suceden todo el tiempo.

Si usted vendió una opción de compra de 120 en los futuros CL (futuros del petróleo crudo WTI) por una prima de 1.000 dólares cuando el petróleo está por debajo de 100 dólares el barril, podría pensar que es una ganancia fácil de 1.000 dólares la que obtendrá.

Pero, ¿qué pasa si el petróleo sube a 150 dólares el barril? Entonces acabas de perder 30.000 dólares.

¿Y si sube a 200 dólares? Entonces acabas de perder 80.000 dólares. Y así sucesivamente.

La prima de 1.000 dólares que solía parecer una gran cantidad de "dinero fácil" ahora parece un pececillo comparado con las pérdidas. Si se produjeran, y si se negocia el tiempo suficiente, se producirán.

Además, las opciones son valores no lineales. Las pérdidas pueden aumentar rápidamente de forma no lineal.

Venta de opciones OTM

Incluso si te dices a ti mismo, "en caso de que suba, puedo cubrirme dinámicamente para estar seguro y la prima estará a salvo".

Pero si decides hacerlo, el activo puede invertirse fácilmente y puedes perder dinero de esa manera.

Ni siquiera es necesario que los precios estén dentro del dinero (ITM) para que se produzcan pérdidas en las opciones cortas. Basta con una ruptura parcial del precio o un aumento de las volatilidades implícitas para perder dinero.

Se arriesga a erosionar su colchón de capital y a recibir llamadas de margen.

Esta es una forma fácil de perder múltiplos de la prima que recibirá del comprador de la opción.

Lo peor de las opciones OTM es que te quedas sin convexidad. A medida que se acercan al vencimiento, pueden ganar valor de forma exponencial e infligir pérdidas a los vendedores de forma exponencial, haciendo que las pérdidas sean aún peores.

Qué hacer en su lugar

Sabemos que es tentador ir en corto en gamma para cosechar la prima y tratar de obtener esos ingresos, pero puede ser extremadamente arriesgado.

Si posee opciones, sus pérdidas se limitan a la prima de la opción. Esto puede permitirle dormir bien por la noche.

Puede ir en opciones largas para tratar de capturar el lado positivo -y limitar las pérdidas potenciales- de la idea que está tratando de expresar.

De este modo, si te equivocas, sólo deberías perder un poco. Si aciertas, puedes ganar mucho.

Si vende opciones, sus pérdidas pueden ser teóricamente ilimitadas. Si un mercado se desplaza en una dirección desfavorable, podría arruinarse.

Cuando los traders y los fondos de inversión pierden, suele ser debido a un apalancamiento excesivo o a una posición gamma corta.

Si vende opciones, lo ideal es que no lo haga de forma aislada. Asegúrese de que está cubierto por una posición en el activo subyacente o porque forma parte de una estrategia más amplia, como los call spreads, put spreads, iron condors, etc.

Intente evitar tener colas abiertas, en las que un gran movimiento en una determinada dirección puede hacer un gran agujero en su cartera o arriesgarse a la ruina.

Apostar por el resultado más probable no siempre es lo mejor.

Siga siempre el concepto de valor esperado a la hora de tomar decisiones de trading.

Sé lo más objetivo posible en cuanto a la probabilidad de acertar o equivocarse, la recompensa o el castigo que obtendrás por acertar o equivocarte, y sé consciente de lo que no sabes y de lo que no se puede saber.

Conclusión

Cuando se trata de operar, es inevitable cometer errores.

Pero conociendo cuáles son los errores más comunes y qué hacer en su lugar, los operadores pueden mejorar mucho sus posibilidades de éxito.

Recuerde los consejos que hemos comentado en este artículo, como tener una cartera bien equilibrada y diversificada, así como estas directrices generales:

  • No vendas en un momento de pánico
  • No tenga demasiado dinero en efectivo
  • No intentes cronometrar el mercado
  • No opere por la emoción
  • Tener un plan de trading
  • No te confíes demasiado, ya que eso puede llevar a tomar malas decisiones.
  • No tome represalias por las pérdidas o las malas decisiones.
  • No sobrecomercializar
  • Acuérdate de reequilibrar
  • No utilice demasiado apalancamiento (margen).
  • No te pongas corto de gamma

Si puede seguir estas pautas, podrá evitar errores costosos, lo cual es una parte importante para convertirse en un operador exitoso.

Una gran parte del trading no consiste en hacer algo brillante, sino en evitar hacer algo tonto.

Broker de opciones vainilla

DEGIRO