Menú

Cuenta de operaciones de efectivo o cuenta de margen: ¿Cuál es la diferencia?

Una cuenta de corretaje proporciona acceso a las mejores acciones en los mercados de valores, pero en comparación con la apertura de una cuenta bancaria, el proceso de apertura de una cuenta de corretaje puede parecer desalentador, especialmente para aquellos que recién comienzan a invertir.

Una pregunta que casi siempre surge con las cuentas de corretaje es si abrir una cuenta de efectivo o una cuenta de margen.

Principales diferencias entre una cuenta de efectivo y una cuenta de margen

En pocas palabras, la principal diferencia entre una cuenta de efectivo y una cuenta de margen es el apalancamiento que la mayoría de los corredores ofrecen a los clientes que quieren pedir dinero prestado para invertir. Para aprovechar esta oportunidad de préstamo, debe tener una cuenta de margen.

Otra diferencia es que una cuenta de margen basada en contratos por diferencia (CFDs) ofrece la posibilidad de hacer una venta corta para apostar por una caída del precio de las acciones.

La cuenta de margen también ofrece acceso a una gama más amplia de productos. (divisas, acciones, índices, ETFs, materias primas, bonos.)

Esta simple definición hace que parezca bastante fácil decidir qué tipo de cuenta desea. En la práctica, sin embargo, hay otras cosas que debe considerar. Incluso si no tiene la intención de invertir utilizando el apalancamiento, hay situaciones en las que tener una cuenta de margen puede hacer las cosas mucho más fáciles.

Cómo funcionan las cuentas de efectivo

Las cuentas de corretaje de efectivo derivan su nombre del hecho de que todas las transacciones en la cuenta de corretaje deben hacerse con los fondos que están disponibles en el momento de la transacción. Si decide comprar una acción, debe pagarla a tiempo para que se realice la transacción. Muchos corredores van un paso más allá y requieren que usted tenga el dinero en su cuenta cuando ejecute su transacción. Si no tiene suficiente efectivo en su cuenta, no se le permitirá comprar las acciones en primer lugar.

El mismo problema surge cuando se venden acciones. En una cuenta de efectivo, no se le permite retirar los ingresos en efectivo de una venta de acciones hasta que se liquide la transacción. También tiene una capacidad limitada para utilizar los ingresos para comprar nuevas acciones, ya que los reguladores revisan cuidadosamente las cuentas de efectivo para asegurarse de que los clientes no intentan eludir las restricciones más estrictas que se aplican a ellas.

En el caso de las cuentas de efectivo, algunas estrategias simplemente no están a su alcance. El comercio de contratos de futuros requiere el uso de margen, por lo que generalmente no puede negociar contratos de futuros en una cuenta de efectivo. Si usted invierte usando opciones, las cuentas de efectivo no hacen imposible el comercio de opciones, pero sólo hay un número limitado de estrategias de opciones que usted puede usar con una cuenta de efectivo. Por ejemplo, la compra de opciones de compra y venta está generalmente permitida, pero si desea vender opciones, entonces sus posiciones deben estar cubiertas por acciones del valor en cuestión o por suficiente dinero para cumplir con sus obligaciones si se ejerce la opción. (Vea nuestro artículo sobre el comercio de opciones de vainilla)

Una de las ventajas que muchos inversionistas ven en las cuentas de efectivo es que a los corredores no se les permite tomar las acciones que poseen en nombre de sus clientes en cuentas de efectivo para utilizarlas en sus prácticas de préstamo de valores para la venta al descubierto. El préstamo de valores es una fuente importante de ingresos para los corredores, pero conlleva el riesgo de que las partes a las que prestan acciones no puedan reembolsar el préstamo.

Lo básico de las cuentas de margen

Sin embargo, las cuentas de margen implican la celebración de un contrato de crédito con su corredor. Puede utilizar el margen que ofrece una cuenta de margen de varias maneras diferentes.

En primer lugar, las cuentas de margen le permiten pedir prestado contra el valor de sus acciones y otras inversiones para hacer otras compras de activos. Esto esencialmente le da un apalancamiento sobre sus inversiones, ya que puede comprar más acciones mediante préstamos de lo que podría comprar sólo con el efectivo disponible. A cambio, el corredor recibe intereses sobre el monto del préstamo de margen (SWAP). Los límites de los préstamos de margen varían, pero por ejemplo en Europa, el apalancamiento máximo de los contratos de acciones por diferencia (CFDs) es de 1:20 para los clientes profesionales y de 1:5 para los clientes minoristas.

Un ejemplo puede hacer que esta situación sea más fácil de entender. Suponga que tiene 10.000 euros y quiere comprar una acción a un precio de 100 euros por acción. Con una cuenta de efectivo, puede comprar hasta 100 acciones, pero con una cuenta de margen y un apalancamiento de 1:5, su agente podría permitirle pedir prestados 40.000 euros adicionales, lo que le permitiría comprar 500 acciones con un valor de 50.000 euros y con una ventaja de 10.000 euros sobre él/ella.

Los peligros de las cuentas de margen

Cada vez que usted trata con el margen, existe la posibilidad de que las cosas salgan mal. El problema no es inherente a la estructura de la cuenta de margen en sí, sino a la forma en que se utiliza el margen.

En términos muy amplios, el principal riesgo asociado con el uso del margen es que si el valor de su posición disminuye, usted podría terminar con pérdidas tan grandes que su corredor se vería obligado a cerrar sus posiciones (Margin Call o Stop Out). Los acuerdos de margen siempre dan al corredor la capacidad, en situaciones definidas, de tomar medidas para proteger la cuenta contra pérdidas superiores a las que los activos de la cuenta pueden cubrir.

Sea inteligente con el margen

Por lo tanto, los inversores inteligentes tienen dos opciones. Usted puede atenerse a una cuenta de dinero en efectivo y nunca se sentirá tentado de tener margen disponible. Esta es la decisión más fácil para aquellos que nunca quieren preocuparse por el margen.

Sin embargo, la mejor opción para la mayoría de los inversores es obtener una cuenta de margen y nunca abusar del apalancamiento. Las cuentas de margen le dan más flexibilidad en ciertas situaciones, la clave es controlar la cantidad de apalancamiento que utiliza. Mientras no ponga en riesgo toda su cuenta, el margen puede ser una herramienta valiosa.

Abrir una cuenta de corretaje asusta a los nuevos inversores, y entender la diferencia entre cuentas de efectivo y cuentas de margen es uno de los aspectos más difíciles del proceso. Al reconocer los riesgos, usted puede elegir la cuenta adecuada para sus necesidades.

Horizonte de inversión

Las posiciones mantenidas más de un día con CFDs están sujetas a una comisión de financiación (SWAP) sobre el margen utilizado. Por lo tanto, los CFDs son más adecuados para operaciones a corto plazo de scalping o intradía.

Las acciones en efectivo son más adecuadas para el comercio a medio/largo plazo, ya que las comisiones de corretaje serán más bajas que el coste de financiación de un CFD durante un largo periodo de tiempo. Para un horizonte de inversión de más de un mes, opte por una compra en efectivo.

Usar el corredor equivocado podría costarle mucho dinero

A largo plazo, no hay mejor manera de aumentar su riqueza que invertir en el mercado de valores. Pero usar el corredor equivocado podría tener un impacto significativo en el rendimiento de su inversión.

Aquí hay una selección de corredores que ofrecen ambos tipos de cuentas para invertir en acciones y ETFs con o sin apalancamiento.

Trading de efectivo XTB Admiral Markets
Plataformas xStation
MetaTrader 4
MetaTrader 5
Depósito mínimo 1€ 1€
Efecto de apalancamiento No No
Venta al descubierto No No
Requerimiento de margen No No
Gastos de financiación (SWAP) No No
Acciones en efectivo 2235 4350
Comisiones sobre acciones (Europa) 0,12%, mín. 10€ 0,12%, mín. 5€
Comisiones sobre acciones (Estados Unidos) 0,12%, mín. 10$ 0.01$ por acción, mín. 1$
ETFs en efectivo 174 158
Comisiones de la ETFs (Europa) 0.10%, mín. 1.89€ 0,12%, mín. 5€
Comisiones de la ETFs (Estados Unidos) 0.10%, mín. 1.89€ 0.01 $ por ETF, mín. 1$
  Registro Registro

 

Trading de margen (CFD) XTB Admiral Markets
Plataformas xStation
MetaTrader 4
MetaTrader 4 y 5
Depósito mínimo 1€ 100€
Efecto de apalancamiento 1:5 1:5
Venta al descubierto si si
Requerimiento de margen 50% 50%
Gastos de financiación (SWAP) si si
CFD acciones 1718 3689
Comisiones CFDs acciones (Europa) 0,08%, mín. 8€ 1€
Comisiones CFDs acciones (Estados Unidos) 0,08%, mín. 8$ 1$
CFD ETFs 103 300
Comisiones CFD ETFs (Europa) 0,08%, mín. 8€ 0.12%, mín. 5€
Comisiones CFD ETFs (Estados Unidos) 0,08%, mín. 8$ 0.01$, mín. 1$
  Registro Registro
Operar con CFDs implica un riesgo significativo de pérdida, por lo que no es adecuado para todos los inversores. Del 74 al 89% de las cuentas de los inversores particulares pierden dinero operando con CFDs.