Menú

Broker de CFD

AvaTrade  XTB

Admirals

Red Social

darwinex  ZuluTrade

Criptomonedas

Binance  Coinhouse

Bitpanda

Cuentas financiadas

FundedNext  FTMO

E8  The 5%ers

City Traders Imperium  

Relación entre las divisas al contado y a plazo

divisas al contado y a plazo

Los mercados financieros están unidos por una vasta red de divisas, cada una con su propio valor en relación con las demás.

Estos valores no son estáticos y fluctúan en función de diversos factores, como los resultados económicos, los acontecimientos geopolíticos y las decisiones políticas.

Uno de los principales mecanismos por los que se determinan estos valores monetarios es la relación entre los precios al contado y a plazo de las divisas.

Esta dinámica influye no sólo en las valoraciones de las divisas, sino también en el comercio internacional, las decisiones de inversión y las políticas económicas.

A continuación examinamos la relación entre los precios de las divisas al contado y a plazo y el impacto de los diferenciales de tipos de interés en esta relación.

Además, examinamos las consecuencias de una depreciación monetaria controlada, el papel de los controles de capital y la duración típica de la fase de defensa monetaria.

Lecciones clave - Relación entre las divisas al contado y a plazo

  • Comprender la relación entre los precios de las divisas al contado y a plazo es esencial para entender su impacto en el comercio internacional, las decisiones de inversión y las políticas económicas.
  • El diferencial de tipos de interés desempeña un papel clave en la relación entre las divisas al contado y a plazo.
  • La anticipación de una futura depreciación de la moneda puede provocar un aumento de los tipos de interés internos, retiradas de capital y especulación devaluatoria, lo que puede empeorar aún más la situación económica.
  • Los controles de capital suelen ser ineficaces para impedir la salida de capitales y pueden crear pánico (fuga de capitales por parte de quienes no quieren verse atrapados).
  • Durante la fase de defensa monetaria, los bancos centrales queman sus reservas para estabilizar la moneda, pero esta fase suele durar poco y puede tener consecuencias importantes si se agotan estos ahorros.

El diferencial de tipos de interés y la relación entre las divisas al contado y a plazo

La relación entre a) el diferencial de tipos de interés y b) la relación entre el precio al contado y el precio a plazo es importante.

La cantidad en que se espera que caiga una divisa se incorpora al nivel en que cae el precio a plazo en relación con el precio al contado.

Por ejemplo, si el mercado espera que una divisa caiga un 5% en un año, exigirá un rendimiento un 5% mayor para esa divisa.

Los responsables políticos que tienen que hacer frente a la inflación vinculada a la moneda (es decir, la depreciación de la moneda que lleva a importaciones más caras) deben prestar mucha atención a este factor, ya que representa la escala de la subida de tipos de interés necesaria para crear un mercado de ida y vuelta para la moneda y poner fin a la presión inflacionista.

Este factor adquiere aún más importancia cuando la depreciación prevista se produce en periodos más cortos.

Si se espera una depreciación del 5% en un mes, la moneda tendrá que producir un tipo de interés un 5% más alto durante ese mes - y un 5% de interés mensual equivale a un tipo de interés anual de alrededor del 80% (no del 60%, ya que se trata de un tipo compuesto - [(1+0,05)^12 - 1]) - un tipo que probablemente produzca una grave contracción económica en una economía ya frágil.

Dado que una pequeña depreciación prevista de la moneda (del orden del 5 al 10% anual) equivale a una gran prima del tipo de interés (otro 5 al 10% anual), esta vía se hace insostenible.

Consecuencias de una caída controlada de la moneda y una reducción de las reservas

Una caída controlada de la moneda acompañada de una reducción de las reservas lleva al mercado a anticipar una depreciación continuada de la moneda.

Esto hace subir los tipos de interés nacionales, lo que actúa como freno en un momento en que la economía ya es vulnerable.

Además, la anticipación de una devaluación continuada estimula las retiradas de capital y la especulación devaluatoria, lo que amplía la brecha de la balanza de pagos y obliga al banco central a agotar más reservas para proteger la moneda.

La defensa monetaria mediante el gasto de reservas tendrá que detenerse, ya que ningún responsable prudente querrá agotar lo que es esencialmente ahorro nacional.

Estas secuencias suelen producirse justo antes de que el ciclo pase a la siguiente fase, que es el abandono del dinero.

Relación entre el precio a plazo de la divisa y el precio al contado

Cuando se defiende una divisa (por ejemplo, subiendo los tipos de interés o utilizando las reservas para comprar su propio dinero), el precio a plazo de la divisa suele bajar más rápidamente que el precio al contado.

Este es el resultado del vínculo entre el diferencial de tipos de interés y el precio a plazo/al contado de la divisa mencionado anteriormente.

Si un país endurece su política monetaria para apoyar su moneda, generalmente aumentará el diferencial de tipos de interés para apoyar artificialmente la moneda al contado. Aunque esto apoye a la divisa al contado, la divisa a plazo seguirá cayendo frente a ella.

Como resultado, se produce un efecto "whipsaw" en el que la divisa a plazo tiende a arrastrar a la divisa al contado a medida que aumenta el diferencial de tipos de interés.

Al final, el tipo de cambio al contado se recupera cuando la divisa se relaja (es decir, cuando los responsables políticos dejan de apoyarla), y la caída del tipo de cambio al contado permite que el diferencial de tipos de interés se reduzca, haciendo que el tipo de cambio a plazo aumente en relación con el tipo de cambio al contado.

Tipo de cambio -ejercicios spot o contado y a plazo conversion de divisas

La ineficacia de los controles de capital

En esta fase del ciclo, los controles de capital se convierten en una tercera palanca (a menudo el último recurso) que rara vez resulta eficaz.

Aunque puedan parecer atractivos para los responsables políticos porque tienen la consecuencia directa de reducir el número de personas que retiran su capital del país, la historia demuestra que suelen fracasar porque a) la gente encuentra formas de eludirlos y b) el propio hecho de intentar atrapar a la gente la anima a huir.

No poder sacar dinero de un país es como no poder sacar dinero de un banco: el miedo a la retirada puede provocar una estampida.

Sin embargo, los controles de capital pueden servir a veces como solución temporal, pero nunca son una solución duradera.

Duración de la fase de defensa monetaria

Por regla general, esta fase de defensa monetaria del ciclo es relativamente corta, dura unos seis meses y las reservas se reducen en torno a un 10-20% antes de abandonar la defensa.

CFD Brokers PlataformasRegulado por la Abrir una cuenta de demostración
xStation 5FCA, KNF, CySEC, BIFSC, CNMV, DFSAXTB
MetaTrader 4 y 5CySEC, FCA, ASIC, JSC, OCRCVM, FSCAAdmiral
AvaTrade MetaTrader 4 y 5 ASIC, CBFSAI, FRSA, BVI FSC, FSCA, JFSA, OCRCVMDarwinex
ASIC: Australia, BaFin: Alemania, BIFSC: Belice, BVI FSC: Islas Vírgenes Británicas, BACEN & CVM: Brasil, CySEC: Chipre, CNMV: España, CMVM: Portugal, CSSF: Luxemburgo, CFTC: EE.UU., CBFSAI: Irlanda, CMA: Omán,, DFSA: Dubai, FCA: Reino Unido, FINMA: Suiza, FSPR - FMA: Nueva Zelanda, FRSA: Abu Dhabi, FSA: Seychelles, FSCA: Sudáfrica, JFSA: Japón, JSC: Jordania, KNF: Polonia, MAS: Singapur, OCRCVM: Canadá, SCB: Bahamas, VFSC: Vanuatu.
Las operaciones con CFDs implican un importante riesgo de pérdida, por lo que no son adecuadas para todos los inversores. Entre el 74 y el 89% de las cuentas de los inversores minoristas pierden dinero al operar con CFD.

FAQ - Relaciones de cambio al contado y a plazo

¿Cuál es la relación entre los diferenciales de tipos de interés y los tipos de cambio al contado y a plazo?

En el mercado de divisas, los diferenciales de tipos de interés intervienen en la determinación de los tipos de cambio al contado y a plazo.

El concepto básico se basa en la teoría de la paridad de tipos de interés, que establece que la diferencia de tipos de interés entre dos países es igual a la diferencia entre el tipo de cambio a plazo y el tipo de cambio al contado.

Es esencial comprender esta relación porque afecta a la relación entre el tipo de cambio al contado y el tipo de cambio a plazo.

En una situación en la que el mercado espera que una divisa se deprecie, esta depreciación anticipada se reflejará en el precio a plazo, que se fijará a un nivel inferior al precio al contado.

La magnitud de esta depreciación anticipada suele ser equivalente al rendimiento adicional requerido para esa divisa.

Por ejemplo, si el mercado espera que una divisa caiga un 5% en un año, exigirá a esa divisa un tipo de interés un 5% más alto para mantener un tipo de cambio equilibrado.

¿Cómo afecta la expectativa de una futura depreciación de la moneda a los tipos de interés nacionales?

Cuando el mercado espera que la moneda se deprecie en el futuro, esto puede llevar a un endurecimiento de los tipos de interés nacionales.

En una situación en la que la moneda se gestiona y deprecia a medida que caen las reservas, el mercado suele esperar que esta tendencia continúe.

En consecuencia, los tipos de interés nacionales suben, ya que el aumento de los intereses compensa la depreciación prevista de la moneda.

Esta subida de los tipos de interés es una forma de endurecimiento en un momento en que la economía puede estar ya débil, lo que exacerba las tensiones económicas.

¿Qué impacto tiene la expectativa de devaluación de la moneda en las retiradas de capital y la especulación sobre la devaluación?

La perspectiva de una devaluación de la moneda suele provocar un aumento de las retiradas de capital y de la especulación sobre la devaluación.

Los inversores, traders y ciudadanos que desconfían de la devaluación de la moneda pueden optar por retirar su capital e invertirlo en otra parte, donde los rendimientos sean más seguros y sólidos.

Esto también puede implicar otros depósitos de valor como el oro o las materias primas.

Esto, a su vez, amplía el déficit de la balanza de pagos y obliga al banco central a gastar más de sus reservas para defender la moneda, empeorando aún más la situación.

¿Cómo se compara el precio a plazo de una divisa con el precio al contado durante una defensa de divisas?

Cuando se defienden divisas, es habitual observar que el precio a plazo de la divisa cae más rápidamente que el precio al contado.

Este comportamiento es consecuencia de la relación entre el diferencial de tipos de interés y el precio a plazo/al contado de la divisa.

Cuando un país endurece su política monetaria para apoyar su moneda, aumenta esencialmente el diferencial de tipos de interés para apoyar artificialmente la moneda al contado.

Aunque esto apoya a la divisa al contado, la divisa a plazo sigue cayendo en relación con la divisa al contado, lo que da lugar a un efecto dominó en el que la divisa a plazo arrastra a la divisa al contado a la baja a medida que aumenta el diferencial de tipos de interés.

¿Qué son los controles de capital y por qué suelen ser ineficaces?

Los controles de capital son medidas adoptadas por el gobierno de un país para restringir el flujo de capital extranjero que entra y sale de la economía nacional.

Pueden adoptar la forma de impuestos, derechos de aduana, leyes o restricciones de volumen.

Aunque los controles de capital pueden parecer atractivos para los responsables políticos porque reducen directamente las salidas de capital, la historia ha demostrado que a menudo fracasan.

Esto se debe principalmente a dos razones: a) la gente suele encontrar formas de eludirlos y b) atrapar el dinero de la gente crea una sensación de pánico, lo que les lleva a buscar formas de escapar.

Los controles de capital son, en el mejor de los casos, una solución temporal, pero no duradera.

¿Qué suele ocurrir durante la fase de defensa de la moneda del ciclo?

Durante la fase de defensa de la moneda del ciclo, los bancos centrales suelen agotar sus reservas de divisas en un intento de estabilizar la moneda.

Esta fase suele ser breve, de unos seis meses de duración, y las reservas se reducen entre un 10% y un 20% antes de abandonar la defensa.

Este abandono suele ir acompañado de repercusiones para la economía, incluido un posible impago de la deuda externa y una fuerte contracción de la economía.

Sin embargo, cada crisis monetaria es única en varios aspectos, y la duración y gravedad de la fase de defensa pueden variar.

¿Cómo conduce la depreciación de la moneda a la inflación?

La depreciación de la moneda puede provocar inflación a través de varios mecanismos:

Inflación importada

Cuando la moneda de un país se deprecia, resulta más caro importar bienes y servicios de otros países.

Este aumento del coste de las importaciones puede provocar una subida del precio de los bienes importados en el mercado nacional.

Como consecuencia, suben los precios de diversos productos importados, incluidas las materias primas y los productos acabados, lo que provoca inflación.

Inflación de costes

La depreciación de la moneda puede aumentar el coste de los insumos importados, como los productos básicos, la energía y las materias primas, que son esenciales para la producción nacional.

Cuando las empresas se enfrentan a costes más elevados de los insumos, suelen repercutirlos en los consumidores aumentando el precio de sus productos.

Esta inflación impulsada por los costes puede afectar a una amplia gama de industrias y provocar un aumento general del nivel de precios de la economía.

Aumento de la demanda interna

La depreciación de la moneda puede hacer que los bienes producidos en el país sean relativamente más baratos que los importados.

Este cambio en los precios relativos puede estimular la demanda interna, ya que los consumidores y las empresas prefieren los bienes producidos localmente a las importaciones.

A su vez, el aumento de la demanda ejerce una presión al alza sobre los precios, ya que los productores suben sus precios para satisfacer el aumento de la demanda, lo que conduce a la inflación.

Carga de la deuda externa

Si un país tiene una gran deuda externa denominada en moneda extranjera, la depreciación puede encarecer el servicio de la deuda.

Para hacer frente a sus obligaciones, el gobierno puede recurrir a la impresión de dinero o al endeudamiento interno, lo que aumenta la oferta monetaria.

Un aumento de la oferta monetaria sin el correspondiente incremento de la producción de bienes y servicios puede provocar inflación.

Factores especulativos

La depreciación de la moneda puede desencadenar una actividad especulativa en el mercado de divisas.

Los traders y los inversores pueden anticipar una mayor depreciación y dedicarse a la compra especulativa de divisas o activos.

Esta especulación puede provocar un aumento de la demanda de divisas, ejerciendo una mayor presión a la baja sobre el valor de la moneda nacional.

En respuesta, el banco central puede intervenir inyectando más dinero en la economía, lo que puede contribuir a las presiones inflacionistas.

Hay que señalar que la relación entre la depreciación de la moneda y la inflación no siempre es directa o inmediata.

Otros factores, como la política monetaria y fiscal del país, la dinámica de la oferta y la demanda y las condiciones económicas generales, también pueden influir en los efectos inflacionistas de la depreciación de la moneda.

Conclusión

Comprender la interacción entre los precios al contado y a plazo de las divisas y el papel de los tipos de interés es importante, no sólo para los responsables políticos, sino también para las empresas y los inversores/operadores que navegan por la economía mundial.

Un pequeño cambio en los tipos de interés o las expectativas de una futura depreciación de la moneda pueden tener efectos dominó en el valor de la moneda, lo que a su vez puede influir en la realidad económica.

Además, medidas políticas como los controles de capital, aunque aparentemente atractivas, rara vez son eficaces a largo plazo y pueden exacerbar los temores del mercado.

Una defensa de la moneda suele ser efímera, pero puede tener un impacto duradero en la salud económica de un país.