Menú

Broker de CFD

AvaTrade  XTB

Admirals

Red Social

darwinex  ZuluTrade

Criptomonedas

Binance  Coinhouse

Bitpanda

Cuentas financiadas

FundedNext  FTMO

E8  The 5%ers

City Traders Imperium  

Reorientar una cartera de inversión

Reorientar una cartera de inversión

La reasignación de carteras implica ajustar la asignación de activos dentro de una cartera para reflejar las expectativas del inversor sobre las condiciones futuras del mercado.

Este cambio, a menudo a favor de clases de activos o sectores específicos, permite al operador posicionar su cartera para beneficiarse potencialmente de las tendencias previstas del mercado.

La reasignación de la cartera suele llevarse a cabo en el marco de una cartera "básica" bien estructurada y construida estratégicamente.

De este modo, si la reorientación es errónea, no produce efectos desproporcionados en comparación con un enfoque puramente táctico de la asignación de activos.

Principales conclusiones:

Asignación adaptativa de activos

  • La reasignación de carteras consiste en ajustar la asignación de activos en función de las previsiones del mercado.
  • Esto permite a los operadores posicionar sus carteras para beneficiarse de las tendencias previstas.
  • Es una mezcla de asignación estratégica y táctica de activos.

Cambios defensivos en mercados débiles

  • Cuando los mercados son más débiles, los inversores pueden favorecer las acciones de alta calidad y los sectores menos cíclicos, como los bienes de consumo básico y los servicios públicos, con el fin de reducir el riesgo.

Cobertura frente a la inflación

  • En periodos en los que se prevé un aumento de la inflación, aumentar la asignación a materias primas y bonos ligados a la inflación puede ayudar a proteger el poder adquisitivo.

Reorientación de la cartera frente a la asignación estratégica pura de activos

La siguiente tabla compara las características de la reorientación de carteras y la asignación estratégica pura de activos en función de diversos factores:

  Reorientación de la cartera Asignación estratégica pura de activos
Objetivo Ajustes a corto plazo para aprovechar las tendencias previstas del mercado Enfoque coherente a largo plazo para alcanzar los objetivos generales
Flexibilidad Elevada, ajustada con frecuencia en función de las perspectivas del mercado Cambios poco frecuentes, a menos que cambien los objetivos
Base para la decisión Previsiones de mercado, indicadores económicos, tendencias a corto plazo Rentabilidad histórica, tolerancia al riesgo, proyecciones a largo plazo
Horizonte temporal Corto a medio plazo A largo plazo
Gestión del riesgo Activa, basada en los riesgos y oportunidades previstos Pasivo, con reajustes ocasionales
Composición y tipo de activos Asignación dinámica y cambiante a sectores/clases de activos Porcentajes de asignación estáticos y predefinidos
Ejemplo de ajustes Aumento en materias primas durante la inflación, cambio a renta variable de calidad durante la desaceleración. Reajuste periódico para mantener la asignación 40/40/20 entre renta variable, renta fija y materias primas.
Factores de rendimiento Táctico, depende del momento oportuno y de la selección de mercados Estratégico, basado en las tendencias generales del mercado y la diversificación
Coste Potencialmente más elevado debido a una negociación más frecuente Bajos, con costes de negociación y transacción mínimos
Complejidad Alta, requiere análisis y ajustes continuos del mercado Bajo, sencillo y más fácil de gestionar
Tipo de inversor Inversores activos, operadores, personas con experiencia en el mercado Inversores pasivos, con visión a largo plazo
Ventajas Potencialmente mayor rentabilidad, mejor gestión del riesgo en periodos de volatilidad Estabilidad, previsibilidad, más fácil de mantener
Inconvenientes Mayor riesgo de errores de sincronización, costes más elevados Rentabilidad potencialmente inferior, menos reactivo a los cambios del mercado

Veamos algunos ejemplos del enfoque de reorientación de la cartera:

Entorno de mercado más débil

Centrarse en la calidad

Cuando el mercado se debilita, los operadores pueden favorecer los valores de alta calidad.

Suelen caracterizarse por:

  • balances sólidos (activos de calidad, bajo endeudamiento)
  • beneficios regulares y
  • flujo de caja estable

Estas empresas suelen ser menos sensibles a los ciclos económicos.

En caso de problemas económicos, pueden salir más fácilmente de la crisis que las empresas con problemas de flujo de caja y altos niveles de endeudamiento.

Sectores menos cíclicos

Los operadores pueden orientar sus carteras hacia sectores menos cíclicos, como :

Productos básicos de consumo

Estas empresas fabrican productos esenciales que los consumidores necesitan sea cual sea la coyuntura económica (por ejemplo, alimentos, bebidas, artículos para el hogar).

Servicios públicos

Las empresas que prestan servicios esenciales como electricidad, agua y gas suelen verse menos afectadas por las recesiones económicas.

Ejemplo

Reducir la exposición a valores de consumo discrecional, que incluyen empresas que producen bienes y servicios no esenciales de los que los consumidores podrían prescindir durante una recesión económica.

Esperar una mayor inflación

Aumentar la proporción de materias primas

Las materias primas suelen utilizarse como cobertura contra la inflación.

Cuando los precios suben, el valor de las materias primas tiende a aumentar.

Bonos ligados a la inflación (ILB)

Estos bonos ajustan sus pagos de intereses en función de las tasas de inflación, protegiendo así el poder adquisitivo del titular.

(Siempre conllevan un riesgo de tipo de interés y no son una cobertura pura de la inflación como un swap de inflación).

También son una opción en caso de subida de los tipos de interés, ya que los ILB tienen una duración más corta y un riesgo de tipo de interés más bajo, en igualdad de condiciones, que sus equivalentes en bonos nominales.

Ejemplo

Asignar una mayor proporción de la cartera a metales preciosos como el oro o a metales industriales como el cobre.

Otros ejemplos de reasignación táctica

Otros escenarios :

Subida de los tipos de interés

Disminución de los bonos a largo plazo

Los bonos a largo plazo tienden a perder valor cuando suben los tipos de interés.

Los inversores pueden reducir su exposición a los bonos a largo plazo.

Esta asignación podría ser a :

  • bonos a más corto plazo
  • efectivo cuando suben los tipos de interés
  • materias primas
  • acciones que conserven su valor cuando suban los tipos de interés

Crecimiento económico esperado

Aumentar los sectores cíclicos

Sectores como el consumo discrecional y la industria manufacturera tienden a obtener buenos resultados durante los periodos de expansión económica.

Acciones en lugar de bonos

La renta variable suele ofrecer mayores rendimientos que la renta fija durante los periodos de fuerte crecimiento económico.

Asignación estratégica o táctica

Muchos operadores, sobre todo los que tienen un estilo a largo plazo, se centran mucho en su asignación estratégica de activos.

Asignación estratégica

Orientación a largo plazo

Consiste en definir una asignación de activos objetivo basada en los objetivos a largo plazo y la tolerancia al riesgo.

Permanece relativamente constante a lo largo del tiempo.

La mayoría de los inversores pasivos a largo plazo tienen lo que podría considerarse una asignación estratégica de activos.

Se trata de una asignación que ha sido relativamente bien probada en el pasado y bajo restricciones, por lo que generalmente no se recomienda desviarse de ella.

Ejemplo

Una cartera tradicional 60/40 con un 60% de renta variable y un 40% de renta fija es la más habitual.

La beta equilibrada es otro concepto de asignación estratégica.

Asignación táctica

Ajustes a corto plazo

Se trata de ajustar la cartera en función de las previsiones del mercado o de las condiciones económicas a corto plazo.

Girar los mandos lentamente

En lugar de realizar cambios radicales, la asignación táctica que implica "inclinación" implica realizar ajustes graduales.

Por ejemplo, aumentar la exposición a un sector concreto en unos pocos puntos porcentuales en función de las tendencias previstas.

Ejemplo

Desplazar un 5-10% de la cartera de renta fija a renta variable si se prevé una fuerte recuperación económica.

Comparación de los corredores de bolsa

Corredores
Comisiones de intermediación Acciones No hay comisiones por un volumen mensual máximo de 100.000 euros y luego 0,20%.
Cuenta de demostración
Nuestra opinión Trading sin comisiones, pero con una elección de valores limitada a 3289 acciones y 158 ETFs.
  XTB
Invertir implica un riesgo de pérdida

Preguntas frecuentes - Reorientación de una cartera bouriser

¿Qué es la reasignación de carteras y en qué se diferencia de la asignación de activos estándar?

La reasignación de carteras consiste en ajustar la asignación de activos dentro de una cartera para reflejar las expectativas del operador sobre las condiciones futuras del mercado.

A diferencia de la asignación estratégica de activos estándar, que generalmente establece una asignación fija de activos basada en objetivos a largo plazo y en la tolerancia al riesgo, la reasignación de carteras es una estrategia más dinámica.

Permite a los operadores centrarse en determinadas clases de activos o sectores, o alejarse de ellos, para aprovechar las tendencias del mercado o los cambios económicos previstos.

¿Cómo pueden los operadores utilizar la reasignación de carteras para aprovechar las condiciones de mercado previstas?

Los operadores pueden utilizar la reasignación de carteras reasignando sus inversiones en función de sus expectativas sobre las condiciones del mercado.

Por ejemplo, si un operador espera crecimiento económico, puede aumentar su exposición a sectores cíclicos como el de consumo discrecional y el industrial, que tienden a funcionar bien en este tipo de entorno.

Por el contrario, si prevén una ralentización, pueden recurrir a sectores más estables, como los bienes de consumo básico y los servicios públicos, que son menos sensibles a los ciclos económicos.

¿Qué factores deben tener en cuenta los operadores a la hora de decidir reorientar sus carteras?

Al decidir reorientar sus carteras, los operadores pueden tener en cuenta los siguientes factores:

  • Indicadores económicos - Datos sobre el crecimiento del PIB, las tasas de empleo, la inflación y los tipos de interés.
  • Tendencias del mercado - Tendencias de los precios de las acciones, los rendimientos de los bonos y los precios de las materias primas.
  • Evolución de los sectores - Evolución histórica y actual de los distintos sectores.
  • Acontecimientos geopolíticos - Acontecimientos que pueden influir en los mercados, como elecciones, guerras y políticas comerciales.
  • Fundamentos de las empresas - Salud financiera, estabilidad de los beneficios y solidez de los balances de las empresas de los sectores objetivo.

¿Cómo puede ayudar la orientación de una cartera hacia la renta variable de alta calidad en un entorno de mercado a la baja?

Orientar una cartera hacia la renta variable de alta calidad en un entorno de mercado bajista puede proporcionar estabilidad y reducir el riesgo.

La renta variable de alta calidad se caracteriza generalmente por:

  • Balances sólidos - Las empresas con poca deuda, activos de calidad y elevadas reservas de efectivo están mejor situadas para capear las recesiones económicas.
  • Beneficios estables - Las empresas con beneficios estables y predecibles tienen menos probabilidades de experimentar una alta volatilidad.
  • Flujo de caja estable - Un flujo de caja fiable permite a las empresas seguir operando y cumplir sus obligaciones financieras, incluso en tiempos difíciles.

¿Por qué los inversores podrían desplazar sus carteras hacia sectores menos cíclicos durante una recesión económica?

Los sectores menos cíclicos, como los bienes de consumo básico y los servicios públicos, proporcionan bienes y servicios esenciales que siguen teniendo demanda independientemente de las condiciones económicas.

Durante una recesión económica, estos sectores se ven menos afectados por la reducción del gasto de los consumidores y pueden ofrecer rendimientos más estables.

Al orientar sus carteras hacia estos sectores, los operadores pueden reducir el impacto de la volatilidad económica en sus inversiones.

¿Cómo pueden los inversores ajustar sus carteras en previsión de una mayor inflación? ¿Inflación más baja? ¿Mayor crecimiento? ¿Menos crecimiento?

Mayor inflación:

  • Aumentar la proporción de materias primas - Las materias primas suelen ser una cobertura contra la inflación, ya que sus precios suben con ella.
  • Bonos ligados a la inflación - Estos bonos ajustan sus pagos de intereses en función de las tasas de inflación, protegiendo el poder adquisitivo.

Caída de la inflación :

  • Aumento de los bonos a largo plazo - Una inflación más baja conduce generalmente a tipos de interés más bajos, lo que beneficia a los bonos a largo plazo.
  • Acciones de crecimiento - Las empresas que pueden aumentar sus beneficios independientemente de la tasa de inflación pueden obtener mejores resultados.

Mayor crecimiento :

  • Aumento de los sectores cíclicos - Sectores como el de consumo discrecional y el industrial tienden a obtener buenos resultados durante los periodos de fuerte crecimiento económico.
  • Renta variable en lugar de renta fija - La renta variable suele ofrecer mayores rendimientos que la renta fija durante los periodos de expansión económica.

Crecimiento más débil :

  • Sectores como los bienes de consumo básico y la sanidad, que proporcionan productos esenciales, pueden ofrecer una mayor estabilidad.
  • Bonos de alta calidad - Los bonos de emisores estables pueden ofrecer rendimientos constantes cuando las perspectivas de crecimiento son débiles.

¿Qué papel desempeñan las materias primas en una estrategia de reorientación de la cartera?

Las materias primas pueden actuar como cobertura contra la inflación y ofrecer ventajas de diversificación.

Suelen tener una baja correlación a largo plazo con otras clases de activos, como la renta variable y la renta fija, lo que contribuye a reducir el riesgo global de la cartera.

Como parte de una estrategia de reorientación de la cartera, aumentar la proporción de materias primas puede proteger contra la inflación y las incógnitas económicas.

Materias primas como el oro tienen un valor incalculable en periodos de tensión en los mercados o de devaluación de las divisas.

¿Cómo afecta la subida de los tipos de interés a las decisiones de cartera?

La subida de los tipos de interés suele provocar una caída del valor de los bonos a largo plazo, ya que sus pagos de intereses fijos se vuelven menos atractivos en comparación con las nuevas emisiones de mayor rendimiento.

En respuesta, los inversores pueden:

  • Disminuir la exposición a los bonos a largo plazo - Para evitar pérdidas debidas a la caída de los precios de los bonos.
  • Aumentar la exposición a bonos a corto plazo - Los bonos a corto plazo son menos sensibles a las variaciones de los tipos de interés y pueden reinvertirse a tipos más altos con mayor frecuencia.
  • Considerar las acciones del sector financiero - Los bancos y otras instituciones financieras suelen beneficiarse de la subida de los tipos de interés, ya que pueden cobrar más por los préstamos.

¿Qué importancia tienen los bonos a corto plazo en un entorno de tipos de interés al alza?

Los bonos a corto plazo son importantes cuando los tipos de interés suben porque son menos sensibles a los cambios en los tipos de interés.

Cuando los tipos de interés suben, el valor de los bonos a largo plazo cae más bruscamente debido a su mayor duración y a los pagos de intereses fijos.

Los bonos a corto plazo, en cambio, vencen rápidamente y pueden reinvertirse a tipos más altos. Por lo tanto, son una opción más estable y flexible en épocas de subida de los tipos de interés.

¿Cuáles son las principales diferencias entre asignación estratégica y táctica en el contexto de la reorientación de la cartera?

Asignación estratégica :

  • Orientación a largo plazo - Establece una asignación de activos objetivo basada en los objetivos a largo plazo y la tolerancia al riesgo.
  • Estable a lo largo del tiempo - La asignación permanece relativamente constante, con ajustes poco frecuentes.
  • Ejemplo: una cartera tradicional 60/40 compuesta por un 60% de renta variable y un 40% de renta fija.

Asignación táctica :

  • Ajustes a corto plazo - Se trata de realizar cambios a corto plazo en función de las previsiones del mercado o de las condiciones económicas.
  • Dinámica - La asignación puede cambiar con frecuencia para aprovechar las tendencias previstas del mercado.
  • Ejemplo: cambiar un 5-10% de la cartera de renta fija a renta variable si se prevé una fuerte recuperación económica.

¿Cómo pueden los inversores aplicar ajustes graduales a la asignación táctica sin realizar cambios radicales?

Los inversores aplican ajustes graduales a la asignación táctica realizando pequeños cambios graduales en lugar de grandes movimientos radicales.

Por ejemplo, en lugar de reasignar completamente de bonos a acciones, un inversor puede girar los diales lentamente y aumentar la exposición a la renta variable en unos pocos puntos porcentuales cada vez, basándose en evaluaciones continuas de las condiciones económicas/del mercado.

Esto reduce el riesgo de reacción exagerada a las fluctuaciones del mercado a corto plazo y permite una respuesta más mesurada a los indicadores económicos.

¿Cuáles son algunos ejemplos concretos de estrategias de reorientación de carteras basadas en las condiciones económicas?

Esperar un mercado débil:

  • Favorezca los valores de calidad - Favorezca las empresas con elevados ingresos netos, flujo de caja, muchos activos y poca deuda.
  • Céntrese en sectores defensivos - Aumente la exposición a bienes de consumo básico y servicios públicos.

Anticipar una mayor inflación:

  • Aumente la exposición a materias primas - Aumente la exposición a metales preciosos como el oro y metales industriales como el cobre, el níquel, etc.
  • Invertir en bonos ligados a la inflación - Proteger el poder adquisitivo con bonos que ajusten los pagos de intereses en función de las tasas de inflación.

Subida de los tipos de interés :

  • Reducir los bonos a largo plazo - Reducir la exposición a los bonos a largo plazo que son sensibles a las variaciones de los tipos.
  • Aumentar los bonos a corto plazo - Favorecer los bonos a corto plazo que pueden reinvertirse con mayor frecuencia a tipos más altos.

¿Por qué es importante que los inversores equilibren riesgo y rentabilidad al modificar sus carteras?

Es importante equilibrar riesgo y rentabilidad, porque la posibilidad de obtener altos rendimientos debe ir asociada a un nivel aceptable de riesgo.

Demasiado riesgo hará inevitablemente que una cartera explote en algún momento, por lo que controlar el riesgo es vital.

Centrarse excesivamente en activos de mayor riesgo para obtener mayores rendimientos puede exponer la cartera a pérdidas significativas si las condiciones del mercado evolucionan en sentido contrario.

A la inversa, una orientación demasiado prudente puede limitar las ganancias potenciales.

Las estrategias eficaces de reorientación de la cartera evalúan cuidadosamente la relación riesgo/rentabilidad para optimizar el rendimiento manteniendo el riesgo en un nivel manejable.

¿Cómo determinan los inversores el nivel adecuado de exposición a las distintas clases de activos como parte de una estrategia de reasignación de carteras?

Los inversores determinan el nivel adecuado de exposición analizando varios factores:

  • Condiciones del mercado - Indicadores económicos actuales y previstos, como el crecimiento del PIB, la inflación y los tipos de interés.
  • Tolerancia al riesgo - Capacidad y voluntad de los inversores de soportar la volatilidad del mercado y posibles pérdidas.
  • Horizonte temporal - El tiempo que los inversores prevén mantener sus inversiones.
  • Análisis sectorial - Tendencias y perspectivas de rendimiento de los distintos sectores y clases de activos.
  • Datos históricos - Rentabilidad pasada y correlación de las distintas clases de activos en condiciones económicas similares. Por supuesto, el pasado no es necesariamente el futuro.

¿Cuáles son los riesgos potenciales de alinear mal una cartera basándose en las previsiones del mercado?

  • Volatilidad del mercado - Una alineación errónea puede exponer la cartera a fluctuaciones inesperadas del mercado.
  • Cambios económicos - Los cambios en las condiciones económicas pueden invalidar las previsiones iniciales y provocar pérdidas.
  • Rendimiento sectorial insuficiente - Una posición sobreponderada en sectores de rendimiento insuficiente puede lastrar la rentabilidad de la cartera.
  • Riesgo de tipos de interés - Juzgar mal la dirección de los tipos de interés puede provocar pérdidas, sobre todo en carteras con muchos bonos o en clases de renta variable sensibles a los tipos de interés (por ejemplo, tecnología y otros flujos de caja a largo plazo).
  • Riesgo de inflación - No anticipar correctamente las tendencias inflacionistas puede erosionar el poder adquisitivo y los rendimientos reales.

¿Cómo pueden las tendencias históricas del mercado informar las decisiones actuales de cartera?

Las tendencias históricas del mercado muestran cómo se han comportado las distintas clases de activos y sectores en diferentes condiciones económicas.

Por ejemplo, el siguiente gráfico muestra cómo se ha comportado una cartera compuesta en un 100% por acciones (línea azul) en términos de pérdidas en comparación con una cartera compuesta en un 40% por acciones, un 40% por bonos y un 20% por oro/productos básicos (línea roja).

drawdown

Estudiando los datos del pasado, los inversores pueden identificar pautas y correlaciones que probablemente se repitan en circunstancias similares.

Esta perspectiva histórica ayuda a los inversores a tomar decisiones informadas sobre qué estrategias podrían ser eficaces en el actual entorno de mercado, mejorando las posibilidades de lograr los resultados deseados.

¿Qué herramientas y fuentes de datos utilizan los operadores para analizar las condiciones del mercado con vistas a la reorientación de la cartera?

  • Indicadores económicos - Datos de organismos gubernamentales (por ejemplo, la Oficina de Análisis Económico o la Reserva Federal) sobre el PIB, la inflación y el empleo.
  • Informes de mercado - Análisis de instituciones financieras, empresas de investigación y analistas de mercado. Los informes de venta de los grupos de análisis de renta variable de i-bank son habituales para los gestores de renta variable.
  • Análisis técnico - Herramientas gráficas y programas informáticos utilizados para identificar las tendencias del mercado y los movimientos de los precios.
  • Análisis fundamental - Estados financieros de empresas, informes de resultados sectoriales y estudios macroeconómicos.
  • Noticias financieras - Actualizaciones en tiempo real de fuentes de noticias acreditadas.
  • Modelos propios - Modelos cuantitativos personalizados para prever las tendencias del mercado y evaluar los perfiles de riesgo-rentabilidad.

¿Cómo se alinea la rotación de carteras con las estrategias de inversión a largo plazo?

La rotación de carteras se alinea con las estrategias de inversión a largo plazo al permitir a los operadores realizar ajustes tácticos sin desviarse de sus objetivos estratégicos generales.

Mientras que la asignación estratégica define el marco a largo plazo en función de la tolerancia al riesgo y los objetivos, la reorientación táctica proporciona la flexibilidad necesaria para adaptarse a las condiciones del mercado a corto plazo.

Este doble enfoque permite a los inversores aumentar la rentabilidad y reducir el riesgo, manteniendo al mismo tiempo una cartera equilibrada y bien diversificada a lo largo del tiempo.

Este tipo de enfoque puede aplicarse a todos los horizontes temporales, desde el day trader hasta el inversor a largo plazo.

Conclusión

Las estrategias de rotación de carteras son estrategias de negociación dinámicas que se ajustan a las expectativas actuales del mercado.

Al ajustar la asignación de activos en función de las condiciones de mercado previstas, los operadores pueden mejorar potencialmente la rentabilidad, reducir el riesgo y personalizar mejor la cartera.

Este enfoque requiere una combinación de planificación estratégica a largo plazo y ajustes tácticos a corto plazo.