Menú

Las diferencias psicológicas entre el trading demo y real

Las diferencias psicológicas entre el trading demo y real

Como nuevo operador de forex, probablemente se le ha animado a practicar el trading de forex en una cuenta demo antes de invertir su dinero. Operar en modo demo le ha permitido perfeccionar sus habilidades de trading, desarrollar una estrategia y un plan de trading, gestionar el riesgo de manera efectiva y entender la psicología del trading (¡al menos eso esperamos!) sin arriesgar el dinero que tanto le ha costado ganar.

Después de poder demostrar una rentabilidad consistente y crear confianza, usted decidió que era hora de abrir una cuenta real. Si usted ha hecho dinero en la cuenta demo, la probabilidad de ganar con una cuenta real debe ser excelente?

FALSO!

La mayoría de los principiantes que cambian de una cuenta demo a una cuenta real generalmente piensan que sus resultados en el modo demo pueden ser fácilmente replicados en una cuenta real. Debido a esto, algunos comerciantes se dan por vencidos cuando se dan cuenta de que no siempre es así. He aquí algunas razones:

1. El dinero real significa emociones reales

Eliminar las emociones es humanamente imposible, la vulnerabilidad ligada a las emociones aumenta el riesgo cuando el trader invierte su dinero. Compare su estado de ánimo cuando opere en una cuenta demo con una cuenta real acreditada con su dinero. Cuando colocó a su primer operador en vivo: ¿Su corazón latió más rápido? ¿Te sentiste nervioso? ¿Emoción?

2. No hay riesgo financiero en la cuenta demo

Incluso si usted ha intentado considerar su cuenta demo como una cuenta real, la verdad es que no hay riesgo financiero en la cuenta demo. Usted puede tomar fácilmente las pérdidas sin sufrir mentalmente, consciente o inconscientemente, usted sabe que puede financiar su cuenta demo en cualquier momento con dinero virtual. Sin duda, operar con dinero real puede dañar su confianza y puede empañar sus decisiones de inversión.

3. La tentación de cometer pecados es más fuerte por una razón real

La tentación de tener hábitos de trading cuestionables será mucho más fuerte en una cuenta real, ya que el trader está emocionalmente invertido en el resultado debido al riesgo financiero.

Los pecados más comunes son mover órdenes de stop, cortar las operaciones ganadoras antes de tiempo o tomar riesgos no calculados con mucho apalancamiento para compensar una pérdida.

A veces, algunos operadores ignoran su plan de trading para demostrar que su cuenta real puede ser tan rentable como una cuenta demo.

¿Cómo hacer frente a estas diferencias?

Para cerrar la brecha entre el trading demo y el real, el inversor debe mantener la misma mentalidad en ambas cuentas. Esta capacidad mental diferencia a los traders profesionales de los principiantes.

Una buena manera de reproducir el trading en modo demo es centrarse en el proceso de trading y no en las ganancias. El trader debe contrarrestar cada operación, respetar su plan de operaciones y una gestión de riesgos adecuada. El comerciante que invierte dinero que puede permitirse perder elimina la presión adicional relacionada con las consecuencias de los resultados.

Otro método es llevar un diario de operaciones. El registro le permite responsabilizar al operador, comparar las diferencias entre las operaciones en vivo y de demostración y buscar soluciones para resolver problemas específicos.