Menú

Broker de CFD

AvaTrade  XTB

Admirals

Red Social

darwinex  ZuluTrade

Criptomonedas

Binance  Coinhouse

Bitpanda

Cuentas financiadas

FundedNext  FTMO

E8  The 5%ers

City Traders Imperium  

¿Qué es un ETF sintético?

ETF sintético

Los ETF sintéticos se diferencian de los ETF tradicionales en que no son propietarios de los activos reales de los que hacen un seguimiento.

En su lugar, utilizan derivados como los swaps para replicar el rendimiento de un índice concreto, como el S&P500.

Se trata de un espejo que refleja los movimientos de un índice, en lugar de una cesta que contiene directamente todos sus componentes.

Puntos clave:

Mayor eficiencia fiscal

  • Los ETF sintéticos suelen evitar la retención fiscal sobre los dividendos.
  • Esto puede mejorar la rentabilidad neta para los inversores.

Menor error de seguimiento

  • Estos ETF suelen seguir más de cerca sus respectivos índices mediante el uso de derivados como los swaps.
  • Esto los convierte en una opción atractiva para los inversores que buscan precisión.

Consideración del riesgo de contraparte

  • Aunque ofrecen ventajas, los ETF sintéticos presentan un riesgo de contraparte debido a su dependencia de acuerdos de permuta financiera con entidades financieras.

ETF físicos y ETF sintéticos

Echemos un vistazo a los ETF tradicionales.

ETF físicos

Los ETF tradicionales, o físicos, hacen exactamente lo que su nombre indica: compran y mantienen los activos subyacentes.

Es sencillo, pero puede tener sus inconvenientes, como los costes más elevados debidos a las comisiones de intermediación y la posibilidad de retener impuestos sobre los dividendos.

ETF sintéticos

Los ETF sintéticos, en cambio, evitan estos impuestos sobre los dividendos y suelen tener ratios de gastos más bajos.

Pero no están exentos de riesgos.

Su rendimiento depende de la capacidad de la contraparte del swap para cubrir su cuota de mercado.

Aunque esto ocurre con poca frecuencia, el incumplimiento de la contraparte puede acarrear problemas.

La elección entre estos dos tipos de instrumentos depende de sus necesidades individuales y de su tolerancia al riesgo.

Cómo funcionan los ETF sintéticos

En lugar de comprar y mantener activos directamente, utilizan la ingeniería financiera para replicar el rendimiento de un índice.

El funcionamiento es el siguiente

Contrato de permuta financiera

El proveedor del ETF celebra un contrato de permuta financiera con una contraparte, que suele ser una gran entidad financiera.

Garantía

El proveedor del ETF no se limita a aceptar la palabra de la contraparte.

Exige una garantía, que suele consistir en una cesta de valores.

Esta garantía actúa como red de seguridad en caso de que la contraparte incumpla el acuerdo de swap.

Creación y reembolso

En este proceso intervienen participantes autorizados (PA).

Crean nuevas participaciones en el ETF entregando la cesta de garantías al proveedor del ETF, que a continuación les emite nuevas participaciones.

A la inversa, los participantes autorizados pueden reembolsar participaciones del ETF devolviéndolas al proveedor y recibiendo a cambio la cesta de garantía.

Swaps y derivados

El contrato de permuta financiera (swap) que constituye el núcleo de un ETF sintético es un tipo de derivado.

Su valor depende de la evolución del índice subyacente.

Otros derivados, como los futuros y las opciones, también pueden utilizarse en estructuras de ETF sintéticos.

En resumen

Todo parece complejo, pero se reduce a esto: Los ETF sintéticos utilizan instrumentos financieros para replicar la rentabilidad de un índice sin poseer los activos subyacentes.

Se trata de una solución inteligente que puede ofrecer ventajas como costes más bajos y posibles ventajas fiscales.

Pero también entraña riesgos, principalmente relacionados con la solvencia de la contraparte del swap.

Ventajas de los ETF sintéticos

Eficacia fiscal

La eficiencia fiscal es la principal ventaja, sobre todo para la renta variable internacional.

Los ETF sintéticos suelen evitar las retenciones de dividendos que pueden afectar a los rendimientos de los ETF físicos.

Esto puede suponer un aumento significativo del rendimiento a lo largo del tiempo.

Eficiencia de costes

Los ETF sintéticos no tienen que soportar los costes de compra y tenencia de los activos subyacentes.

Esto reduce las comisiones de transacción y otros costes operativos y permite ahorrar dinero.

Error de seguimiento

Los ETF sintéticos utilizan derivados, como los swaps, que pueden reproducir con mayor exactitud el comportamiento de un índice sin necesidad de reequilibrar físicamente las participaciones.

Esto minimiza el error de seguimiento y mejora el rendimiento en relación con el índice.

En general

Por ejemplo, un ETF sintético del S&P 500 podría superar a su homólogo físico al evitar la retención de impuestos sobre los dividendos y realizar un seguimiento más estrecho.

Estas ventajas pueden parecer pequeñas, pero con el tiempo pueden suponer una diferencia sustancial en sus rendimientos.

Riesgos y consideraciones

Riesgo de contraparte

El riesgo más importante asociado a los ETF sintéticos es el riesgo de contraparte.

Si la contraparte -normalmente un gran banco o entidad financiera- incumple sus obligaciones, el ETF y sus operadores/inversores podrían verse en apuros.

En el peor de los casos, podría perder parte o la totalidad de su inversión.

Los proveedores de ETF son muy conscientes de este riesgo y toman medidas para mitigarlo. Suelen trabajar con varias contrapartes, lo que ayuda a repartir el riesgo.

También exigen garantías, normalmente en forma de una cesta de valores, para cubrir posibles pérdidas. Esta garantía actúa como un amortiguador, reduciendo su exposición a la salud financiera de la contraparte.

Error de seguimiento

Otro riesgo a tener en cuenta es el error de seguimiento. Aunque los ETF sintéticos suelen tener un seguimiento más estrecho que los ETF físicos, esto no siempre está garantizado.

Pueden producirse discrepancias debido a factores como el precio de los swaps, el rendimiento de las garantías u otros cambios.

Transparencia

La transparencia también puede ser un problema.

La estructura de los ETF sintéticos puede dificultar la comprensión exacta de lo que se está negociando.

Es importante leer atentamente el folleto y comprender los riesgos específicos que entrañan.

Entonces, ¿son los ETF sintéticos más arriesgados que los ETF físicos?

No necesariamente. Pero conllevan una serie de riesgos diferentes que debe conocer.

Es importante comprender estos riesgos y elegir proveedores acreditados con buenas prácticas de gestión del riesgo.

Marco reglamentario

Los ETF sintéticos están sujetos a un estricto marco reglamentario destinado a proteger a los inversores y garantizar la estabilidad del mercado.

Conocer las principales normativas permite comprender mejor el funcionamiento de estos ETF y las salvaguardias que se han establecido.

Europa

En Europa, los ETF sintéticos se rigen principalmente por la normativa OICVM (Organismos de Inversión Colectiva en Valores Mobiliarios).

Este marco establece normas para todo, desde las estrategias de inversión hasta la gestión del riesgo. Trata de crear condiciones equitativas para todos los fondos OICVM, incluidos los ETF.

Los OICVM se centran en la diversificación y la reducción del riesgo.

Los ETF sintéticos deben diversificar su riesgo de contraparte trabajando con varias contrapartes, y no pueden invertir más del 10% de sus activos con una sola contraparte.

No pueden invertir más del 10% de sus activos con una sola contraparte, lo que contribuye a proteger a los operadores en caso de impago de una de las contrapartes.

Otro elemento es la transparencia. Los ETF sintéticos deben revelar a los inversores sus acuerdos de swap, las garantías que mantienen e información sobre las contrapartes. Esto permite a los participantes en los ETF evaluar los riesgos que entrañan y tomar decisiones con conocimiento de causa.

EE.UU.

En Estados Unidos, el panorama normativo es un poco diferente. La Securities and Exchange Commission (SEC) se ha mostrado más cautelosa con los ETF sintéticos, sobre todo por la preocupación que suscita el riesgo de contraparte.

También exige información detallada sobre la naturaleza de los derivados subyacentes y la identidad de las contrapartes.

Análisis del rendimiento

En términos de rendimiento, la diferencia entre los ETF sintéticos y los físicos no siempre es evidente.

Depende de varios factores, como el ETF de que se trate, los activos subyacentes, las condiciones del mercado, su ubicación y los efectos de arbitraje fiscal implicados.

En el caso de ETF equivalentes -por ejemplo, CSPX frente a VOO o CSPX frente a SPY-, los coeficientes de gastos y las retenciones de dividendos pueden influir en la rentabilidad a largo plazo.

CSPX frente a VOO o CSPX frente a SPY

En algunos casos, los ETF físicos pueden superar a los ETF sintéticos, sobre todo en mercados donde la retención de impuestos sobre los dividendos no es un problema importante.

En otras jurisdicciones, el ahorro fiscal de la estructura basada en swaps puede resultar más atractivo.

Para los operadores más activos, el ETF físico más popular puede obtener mejores resultados debido a su mayor liquidez.

En última instancia, la mejor manera de comparar rentabilidades es observar el historial a largo plazo de determinados ETF.

Compare sus rendimientos con los de su índice de referencia y tenga en cuenta factores como las ratios de gastos y las implicaciones fiscales.

Comparación de los corredores de bolsa

Corredores
Comisiones de intermediación Acciones No hay comisiones por un volumen mensual máximo de 100.000 euros y luego 0,20%.
Cuenta de demostración
Nuestra opinión Trading sin comisiones, pero con una elección de valores limitada a 3289 acciones y 158 ETFs.
  XTB
Invertir implica un riesgo de pérdida

Preguntas frecuentes - ETF sintéticos

¿Cuáles son las ventajas potenciales de utilizar ETF sintéticos frente a ETF físicos?

Los ETF sintéticos ofrecen las siguientes ventajas clave sobre sus homólogos físicos:

  • Eficiencia fiscal - A menudo evitan la retención de impuestos sobre los dividendos, especialmente en el caso de la renta variable internacional, lo que se traduce en rendimientos potencialmente más elevados.

¿Cuáles son las implicaciones fiscales de invertir en ETF sintéticos?

Las implicaciones fiscales de los ETF sintéticos pueden variar en función de la jurisdicción y de la estructura específica del ETF.

Sin embargo, una ventaja potencial es la posibilidad de evitar la retención de impuestos sobre los dividendos en algunos casos, lo que puede dar lugar a mayores rendimientos después de impuestos.

Es aconsejable consultar a un asesor fiscal para conocer las implicaciones fiscales específicas de su situación.

¿Cuáles son algunos ejemplos de clases de activos en los que los ETF sintéticos pueden ser más adecuados que los ETF físicos?

Los ETF sintéticos pueden ser más adecuados para clases de activos como :

  • Materias primas - La réplica física puede resultar compleja y costosa en el caso de las materias primas, por lo que los ETF sintéticos son una opción más eficiente.
  • Renta variable internacional - Los ETF sintéticos pueden evitar las retenciones fiscales sobre los dividendos en algunos mercados, lo que los hace atractivos para la exposición internacional.
  • Renta fija - La replicación sintética puede utilizarse para seguir eficazmente índices de renta fija complejos o para obtener exposición a segmentos específicos del mercado de renta fija.