Menú

Broker de CFD

Admirals  XTB

Red Social

darwinex  ZuluTrade

Criptomonedas

Binance  Coinhouse

Bitpanda

Cuentas financiadas

FundedNext  FTMO

E8  The 5%ers

Fidelcrest  City Traders Imperium

Dividendos y recompra de acciones

Dividendos y recompra de acciones

En los mercados bursátiles, las empresas suelen utilizar dos métodos para devolver capital a los accionistas: los dividendos y la recompra de acciones.

Ambos métodos tienen sus propias ventajas e inconvenientes, y la elección entre ellos puede ser una decisión crucial tanto para las empresas como para los inversores.

Este artículo explora las ventajas y desventajas de cada método, examina sus implicaciones fiscales y considera por qué las empresas pueden elegir uno sobre el otro.

Principales conclusiones - Dividendos y recompra de acciones

  • Las recompras de acciones pueden mejorar los beneficios por acción, ofrecer flexibilidad y ser más eficientes desde el punto de vista fiscal para los inversores, pero también tienen inconvenientes potenciales como el coste de oportunidad (pérdida de otras oportunidades de inversión), el cortoplacismo y la falta de transparencia.
  • Los dividendos pueden generar ingresos, señalar estabilidad, fomentar la disciplina de gestión y reducir la volatilidad, pero también pueden ser fiscalmente ineficientes para los inversores, ofrecer menor flexibilidad y tener costes de oportunidad.
  • La elección entre dividendos y recompra de acciones depende de diversos factores, como la salud financiera, las preferencias de los inversores, las implicaciones fiscales y los efectos de señalización, y las empresas pueden optar por aplicar ambos métodos simultáneamente para equilibrar las ventajas y desventajas de cada uno.

Beneficios de la recompra de acciones

Las recompras de acciones, también conocidas como recompra de acciones, se producen cuando una empresa recompra sus propias acciones en el mercado abierto, reduciendo así el número de acciones en circulación.

Esta práctica tiene varias ventajas:

Mejora de los beneficios por acción (BPA)

Con menos acciones en circulación, aumentan los beneficios por acción, lo que puede traducirse en un aumento del precio de la acción.

Flexibilidad

Las empresas pueden elegir cuándo recomprar acciones, lo que les permite adaptar su estrategia de asignación de capital en función de sus necesidades.

Efecto señal

Las recompras de acciones pueden indicar la confianza de la dirección en las perspectivas futuras de la empresa, lo que sugiere que las acciones están infravaloradas.

Eficiencia fiscal

En comparación con los dividendos, las recompras de acciones pueden ser más eficientes desde el punto de vista fiscal para los inversores, especialmente para los que se encuentran en los tramos impositivos más altos.

Las recompras aumentan el precio de la acción, en igualdad de condiciones, dado el menor número de acciones. Este aumento se produce en forma de plusvalías y no en forma de ingresos como los dividendos.

Desventajas de la recompra de acciones

A pesar de sus ventajas, las recompras de acciones también tienen algunas desventajas:

Coste de oportunidad

Los fondos destinados a la recompra de acciones podrían utilizarse para otras inversiones en la empresa, como investigación y desarrollo, adquisiciones o reducción de deuda.

Enfoque a corto plazo

Algunos críticos argumentan que las recompras de acciones pueden animar a la dirección a pensar a corto plazo, priorizando el precio de la acción sobre la creación de valor a largo plazo.

Menor transparencia

A diferencia de los dividendos, que son fácilmente cuantificables, las recompras pueden ser más difíciles de evaluar para los inversores.

Esto podría reducir la demanda de acciones, especialmente entre los inversores particulares, que a menudo tienden a favorecer las acciones de dividendos por los ingresos que proporcionan.

Posibilidad de manipulación

Las empresas pueden utilizar las recompras para manipular los beneficios por acción, creando una imagen engañosa de los resultados financieros.

Ventajas de los dividendos

Los dividendos son pagos en efectivo que las empresas hacen a sus accionistas, a menudo trimestralmente.

Este método de devolución de capital tiene varias ventajas:

Generación de ingresos

Los dividendos proporcionan a los inversores un flujo constante de ingresos, lo que puede resultar especialmente atractivo para los jubilados y otros inversores preocupados por los ingresos.

Signos de estabilidad

Las empresas con una política de dividendos coherente suelen considerarse estables y fiables, lo que puede atraer a los inversores a largo plazo.

Disciplina para la dirección

El compromiso de pagar dividendos puede animar a la dirección a centrarse en la generación de flujos de caja sostenibles y en una asignación eficiente del capital.

Volatilidad reducida

Los valores con dividendos tienden a ser menos volátiles que los valores sin dividendos, lo que los convierte en una opción de inversión más conservadora.

Desventajas de los dividendos

Sin embargo, los dividendos también tienen algunas desventajas:

Ineficiencia fiscal

Los dividendos suelen tributar a un tipo más alto que las ganancias de capital, lo que los hace menos eficientes fiscalmente para los inversores.

Menor flexibilidad

Una vez que una empresa ha establecido una política de dividendos, puede ser difícil reducir o eliminar los dividendos sin afectar negativamente al precio de la acción.

Los dividendos indican esencialmente a los inversores que creen garantizada una cierta cantidad de beneficios.

Coste de oportunidad

Al igual que con las recompras, los fondos utilizados para dividendos podrían destinarse a otras inversiones orientadas al crecimiento.

Warren Buffett: recompra de acciones (y dividendos)

Dividendos o recompra de acciones: consideraciones fiscales

Desde el punto de vista fiscal, las recompras de acciones pueden ser más ventajosas para los inversores, ya que suelen tributar a un tipo más bajo que los dividendos.

Esto se debe a que los reembolsos dan lugar a plusvalías, que suelen tributar a un tipo inferior al de los dividendos.

Sin embargo, las consideraciones fiscales dependen de la situación fiscal individual de cada inversor y de su jurisdicción.

¿Por qué las empresas optan por los dividendos en efectivo en lugar de la recompra de acciones?

Las empresas pueden optar por los dividendos en efectivo en lugar de la recompra de acciones por diversas razones, como mantener una política de dividendos estable, atraer a inversores orientados a los ingresos o satisfacer las expectativas de los accionistas.

Además, algunos inversores ven los dividendos como un método más transparente y tangible de devolver capital que las recompras de acciones.

Además, las empresas que llevan mucho tiempo pagando dividendos pueden ser reacias a cambiar su enfoque, ya que esto podría tener un impacto negativo en el sentimiento de los inversores y perjudicar potencialmente el precio de sus acciones.

Comparación de los corredores de bolsa

Corredores
Comisiones de intermediación Acciones No hay comisiones por un volumen mensual máximo de 100.000 euros y luego 0,20%.
Cuenta de demostración
Nuestra opinión Trading sin comisiones, pero con una elección de valores limitada a 3289 acciones y 158 ETFs.
  XTB
Invertir implica un riesgo de pérdida

Preguntas frecuentes

¿Son mejores las recompras de acciones que los dividendos?

No hay una respuesta única a esta pregunta, ya que la elección entre recompra de acciones y dividendos depende de varios factores, como la situación financiera de la empresa, las preferencias de los inversores y consideraciones fiscales.

Ambos métodos tienen sus propias ventajas e inconvenientes, y la opción más adecuada variará en función de las circunstancias concretas.

¿Qué es un ejemplo de cálculo de recompra de acciones?

Para ilustrar el cálculo de una recompra de acciones, supongamos que la empresa A tiene 1.000.000 de acciones en circulación, que cotizan a 20 $ por acción, y decide recomprar 100.000 acciones.

El coste total de la recompra sería de 2.000.000 $ (100.000 acciones x 20 $ por acción).

Tras la recompra, quedarían 900.000 acciones en circulación (1.000.000 - 100.000).

Si el beneficio neto de la empresa no varía, el beneficio por acción (BPA) aumentará porque ahora hay menos acciones en circulación.

¿Qué factores deben tener en cuenta las empresas a la hora de elegir entre dividendos y recompra de acciones?

Las empresas deben tener en cuenta los siguientes factores a la hora de elegir entre dividendos y recompra de acciones:

  • Salud financiera: Las empresas deben asegurarse de que tienen suficientes reservas de efectivo y un balance sólido antes de aplicar cualquiera de las dos estrategias.
  • Preferencias de los inversores: Las empresas deben tener en cuenta las preferencias de sus accionistas, ya que algunos inversores pueden preferir los dividendos como fuente de ingresos, mientras que otros pueden preferir la revalorización del capital a través de la recompra de acciones.
  • Implicaciones fiscales: El tratamiento fiscal de los dividendos y las recompras de acciones varía, y las empresas deben tener en cuenta estas implicaciones a la hora de tomar su decisión.
  • Efectos de señal: Los dividendos y las recompras de acciones pueden enviar diferentes mensajes al mercado, y las empresas deben considerar el impacto potencial en el sentimiento de los inversores.

¿Qué impacto tienen las recompras de acciones en la cotización de una empresa?

Las recompras de acciones pueden tener un impacto positivo en el precio de las acciones de una empresa por varias razones.

En primer lugar, al reducir el número de acciones en circulación, las recompras aumentan los beneficios por acción (BPA), lo que puede traducirse en una subida del precio de las acciones.

En segundo lugar, las recompras de acciones pueden indicar al mercado que la dirección de la empresa cree que sus acciones están infravaloradas, lo que puede aumentar la confianza de los inversores y presionar al alza el precio de las acciones.

¿Puede una empresa repartir dividendos y recomprar acciones simultáneamente?

Sí, una empresa puede optar por repartir dividendos y recomprar acciones simultáneamente.

Algunas empresas pueden optar por un enfoque híbrido, distribuyendo parte de sus beneficios como dividendos y utilizando el resto para la recompra de acciones.

Esta estrategia permite a las empresas responder a las diferentes preferencias de los inversores -y puede ayudar a diversificar su base de inversores- y equilibrar las ventajas y desventajas de ambos métodos.

Por ejemplo, una empresa puede destinar los dividendos a la parte estable de sus beneficios y utilizar programas de recompra cuando tenga un fuerte flujo de caja cíclico.

Conclusión

Tanto los dividendos como la recompra de acciones tienen ventajas y desventajas únicas para las empresas y los inversores.

La elección entre ambos métodos depende en última instancia de las circunstancias específicas, los objetivos y las preferencias de ambas partes implicadas.

Al comprender los pros y los contras de cada enfoque, los inversores pueden tomar decisiones más informadas sobre su estrategia de inversión, mientras que las empresas pueden determinar la forma más eficaz de devolver capital a los accionistas y fomentar la creación de valor a largo plazo.